Inmodiario

Cinco barrios de Bilbao concretan las condiciones para mejorar su accesibilidad, gracias a los nuevos Planes Especiales de Mejora de la Accesibilidad, tras recibir el dictamen positivo del Consejo Asesor de Planeamiento Municipal del Ayuntamiento de Bilbao que tuvo ayer por la tarde su segunda reunión anual.

Dichos planes especiales, que afectan a Torre Urizar, Torre Madariaga, Altamira, Párroco Unzeta y Uribarri, han iniciado así su tramitación urbanística, que ahora deberá pasar por la aprobación inicial de la Junta de Gobierno local, antes de ser aprobados en Pleno definitivamente.

Así, un total de 229 portales y 2.726 viviendas de estas zonas de la ciudad se verán afectados por esta mejora, que permitirá prever el ámbito máximo de suelo susceptible de ser ocupado para la instalación de ascensores en la fachada de aquellos edificios que carezcan de éstos, en el caso de que sea la solución más viable desde el punto de vista económico y la que mayor mejora aporte a la accesibilidad universal.

El Consistorio busca de esta forma dar una solución homogénea y en cumplimiento del Plan General de Ordenación Urbana, que exige la redacción de un Plan Especial como requisito indispensable para la instalación de ascensores exteriores que exijan la ocupación del dominio público.

Torre Urizar, Torre Madariaga, Altamira, Párroco Unzueta y Uribarri se componen, en buena medida, de edificios de viviendas en línea y sin patios interiores, lo que ha dificultado la accesibilidad de los mismos. Los planes para estos barrios siguen la estela del Plan Especial para la Mejora de la Accesibilidad de Otxarkoaga, aprobado en 2006 y gracias al cual se han beneficiado 60 portales y 842 viviendas hasta el momento.