Inmodiario

"En las próximas semanas, ya se podrá vivir en Valdebebas", ha anunciado esta mañana la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, durante su visita al barrio, cuya construcción sufrió un parón hace varios meses a raíz de una sentencia del Tribunal Supremo. "Hoy estamos comprobando la recuperación de la actividad urbanística de este ámbito, en el que ya alcanzamos un tercio de la capacidad residencial total, que es de 12.500 viviendas".

La sentencia del Tribunal Supremo afectaba a 21 ámbitos urbanísticos de Madrid, entre ellos Valdebebas. Se trataba de lo que la alcaldesa ha calificado como un grave problema para la ciudad. Con promociones iniciadas e incluso, terminadas, en estos barrios estaban presentes 104 cooperativas de viviendas propietarias de suelo, con 9.648 familias distribuidas entre Berrocales, Ahijones, Arroyofresno o Valdebebas, donde la sentencia supuso la paralización de viviendas en este último ámbito para 6.000 familias.

"En el Ayuntamiento lo tuvimos muy claro: frente a este problema de ciudad, en el que los intereses y las ilusiones de muchos madrileños estaban en juego, había que dar una respuesta de ciudad. Una respuesta solvente, definitiva y sin atajos, que diera cumplimiento a lo ordenado por los tribunales y que también proporcionara el máximo de seguridad jurídica, tanto al sector como a las miles de familias afectadas".

Con este propósito se tramitó en un tiempo récord la revisión del Plan General de 1985 y la modificación del Plan de 1997, de forma que a comienzos de agosto de 2013, los ámbitos afectados por la sentencia recuperaron la normalidad urbanística. Ha sido "un esfuerzo titánico que hemos compartido con quienes, junto a su Ayuntamiento, han arrimado el hombro para poder superar con éxito este problema. Se trata de un éxito colectivo en una cita histórica, en la que no faltaron el Gobierno de España, la Comunidad de Madrid, las Juntas de Compensación, las gestoras de cooperativas y los cooperativistas". La ausencia de los otros grupos políticos municipales en este empeño común sigue siendo una incógnita para la alcaldesa. "Ignoro qué motivos les llevaron a no sumarse a esta solución. No sé por qué decidieron alinearse en contra de su ciudad y de sus vecinos. Sigo sin comprender qué otras poderosas razones puede haber por encima de los intereses de la ciudad en la que vives y de los vecinos por cuyo bienestar tenemos la obligación de trabajar". "Nosotros -prosiguió- desde el primer momento, tuvimos claras las prioridades. Nos comprometimos y cumplimos".

Desbloqueada la situación de parálisis en la que se encontraban las 5.268 viviendas, cuya construcción estaba solicitada en Valdebebas, y que suman un presupuesto de 427,4 millones de euros, se espera que en el curso de unas semanas, el barrio tenga ya vecinos.

En su visita a Valdebebas, Ana Botella ha destacado también las características de su urbanización, que lo convierten en un modelo de sostenibilidad responsable.

Se han ejecutado 48,7 kilómetros de tuberías de agua regenerada, que permiten ahorrar agua potable en el baldeo de calles, en el riego de parques y jardines públicos y también en parcelas privadas. Para optimizar aún más el uso del agua, se han instalado en las zonas verdes aproximadamente 600 kilómetros de tuberías de riego por goteo, controlados con un sistema centralizado.

La urbanización de este entorno ha supuesto la construcción de una red de alcantarillado de 164,5 kilómetros de longitud y la de un estanque de tormentas de 25.000 m3 de capacidad, con los que se asegura que todas las aguas residuales de esta zona, como en el resto de la ciudad, sean depuradas antes de ser vertidas al río Jarama, incluso en situaciones de lluvias torrenciales.

También se han construido 46,5 kilómetros de canalizaciones de gas y 68,3 kilómetros de tuberías de agua potable.

Se han pavimentado 624.181 m2 de calzada con asfalto fonoabsorbente, 405.263 m2 de aceras, se han colocado 4.400 luminarias y se trabaja para que, a finales de año, se hayan instalado 2.643 bancos y 1.238 papeleras.

Pero también hay otros proyectos que ratifican la sostenibilidad de este enclave. En abril de 2015 se abrirán al público las primeras 390 hectáreas del "Parque Forestal de Valdebebas", cuyas 500 hectáreas totales superarán la superficie del Hyde Park de Londres y el Central Park de Nueva York juntos.

"Y en enero de 2015 tenemos previsto que comience a desarrollarse el "Bosque de los Ciudadanos", un compromiso electoral con el que se pretende dar a los madrileños la posibilidad de plantar un árbol en su ciudad", ha explicado la alcaldesa de Madrid. Además, los futuros vecinos disfrutarán de más de 12.000 árboles ubicados en la trama urbana, de 178 aparcabicis y 27 kilómetros de carril-bici conectados al Anillo Verde Ciclista.

"Madrid necesita sueños y realidades.  Hoy nos encontramos en uno de esos escenarios donde los sueños y la realidad se dan la mano", subrayó Ana Botella.