Inmodiario

Perú. FCC llega a Perú con dos nuevos contratos: la construcción del puerto del Callao, primer puerto de Perú y uno de los más grandes del Pacífico en Sudamérica, en Lima, por un importe de 206,3 millones de dólares, unos 165 millones de euros, y la mejora del Complejo deportivo de Trujillo, al noreste del país, por 32,2 millones de euros.

Las actuaciones en el puerto corresponden al contrato número 3, que se enmarca dentro de un plan muy ambicioso de inversiones por fases por un importe total de 1.000 millones de dólares hasta el año 2020. Las obras afectarán también a los actuales muelles 5 y 11, y tendrán unas longitudes definitivas de 560 y 280 metros, respectivamente.

El muelle 5 está destinado a la gestión de contenedores y carga de minerales, mientras que el 11 proporciona servicios portuarios para la importación de productos agrícolas y dispone de silos de cemento con una capacidad de almacenamiento de 25.000 toneladas.
FCC realizará las obras de esta fase del puerto peruano, en el que se movilizan más de 1,9 millones de contenedores anuales, en un plazo de 23 meses para APM Terminals, la cuarta operadora de terminales en el mundo perteneciente al grupo Maersk.

Las obras en el puerto modernizarán esta infraestructura y el equipo portuario, con el propósito de adecuarlo a las demandas actuales del sistema de transporte de carga, a las dimensiones de las naves y al calado; así como dotarlo de equipos de mayor rendimiento, acorde con los diferentes tipos de carga que se movilizarán en el puerto.

Respecto al contrato para la mejora del Complejo deportivo de Trujillo, conocido como complejo deportivo Chicago, consiste en la construcción de un estadio de atletismo, un coliseo cerrado, polideportivo e infraestructura complementaria de cara a los Juegos Bolivarianos 2013, un evento deportivo a nivel internacional que se realiza cada 4 años entre las Naciones Bolivarianas (Bolivia, Colombia, Ecuador, Panamá, Perú y Venezuela). Además, en los Juegos de este año participarán como países invitados: Chile, España, México, Argentina, Guatemala y Paraguay).

El mayor espacio de las nuevas instalaciones estará destinado al estadio de atletismo, que dispondrá de una capacidad de 5.505 plazas y una superficie total de 23.587 m2. Se compone de una pista de atletismo de 400 m, con un área central de hierba natural, 2 pistas de salto largo y triple de 61 m y caja de arena a ambos lados, 2 pistas de salto con pértiga, 2 áreas de salto de altura, 2 pistas de lanzamiento de jabalina con pasillo, 2 plataformas de lanzamiento de disco y 2 plataformas de lanzamiento de martillo. Debajo de las gradas, se construirá una pista de calentamiento, camerinos de atletas y jueces, saunas para hombres y mujeres y gimnasios. Además, dispondrá de un centro de hidroterapia, cardiovascular, parafina, electromedicina y ultrasonido.

El complejo cuenta también con un coliseo cerrado, con una capacidad de 2.514 espectadores y una superficie de casi 4000 m2, cuyo uso está previsto para la celebración de juegos multideportivos, voleibol, baloncesto y fútbol sala, competiciones de artes marciales, Judo, Karate y Taekwondo, y un polideportivo conformado por cuatro canchas de material sintético, para baloncesto y vóley, que dispone 4 graderíos telescópicos para una capacidad de 2.688 espectadores y una superficie de 6.466 m2. Será el escenario para la competición de gimnasia artística y rítmica durante los Juegos Bolivarianos.

Las nuevas instalaciones contarán con un aparcamiento de superficie de 235 plazas y un paseo peatonal con jardines centrales, que articula el paso entre el coliseo y el polideportivo, y un edificio de tres plantas en el que se albergarán los servicios generales.