Inmodiario

Ideas arquitectónicas innovadoras que ayuden a frenar el envejecimiento de la población en pueblos pequeños, atrayendo a personas jóvenes y evitando situaciones de despoblación. Es lo que busca el Departamento de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes del Gobierno Vasco con el reto que ha lanzado en la convocatoria internacional bienal Europan.

Este es un prestigioso concurso europeo de ideas urbanas y arquitectónicas que se celebra cada dos años y en el que se seleccionan distintos emplazamientos para que jóvenes arquitectos de toda Europa, menores de 40 años, realicen en ellos sus proyectos constructivos.

La nueva convocatoria para resolver retos de toda la Unión Europea se ha realizado esta misma semana y la propuesta del Departamento que dirige Iñaki Arriola es la creación de 12 viviendas públicas de alquiler para jóvenes en el municipio guipuzcoano de Beizama, una localidad de 143 habitantes para la que se solicitan propuestas innovadoras. El de Beizama es uno de los 40 y emplazamientos en 9 países (Bélgica, Alemania, Francia, España, Italia, Noruega, Suiza, Austria y Suecia) de la 16 edición de Europan.

A una altitud de 500 metros sobre el mar, en pleno corazón de Gipuzkoa a 14 kilómetros de Tolosa y 12 de Azpeitia, Beizama es una localidad entre montañas que encara los retos de no pocas poblaciones rurales tradicionales: mantener a las personas jóvenes del municipio y atraer a otras que se instalen en él, bien para crear pequeñas actividades productivas o bien para vivir en él y trasladarse a trabajar a otros puntos. El Ayuntamiento de la localidad ha cedido para ello al Departamento de Vivienda una parcela de media hectárea junto a la iglesia para realizar el proyecto.

El Director de Vivienda, Suelo y Arquitectura, Pablo García Astrain, explica que "se trata de innovar para encontrar un nuevo concepto de vivienda pública en alquiler, que responda a la idea de hogar productivo y que promueva modelos de habitar distintos para el entorno rural, capaces de dialogar con las estructuras urbanas y edificatorias tradicionales". Todo ello, para lograr "preservar un hábitat en peligro de extinción".

El Gobierno Vasco es una de las pocas administraciones que desarrolla y construye proyectos procedentes de Europan. El Departamento de Vivienda ha impulsado ya 184 viviendas en Basauri (1991) y 84 en Mina del Morro (Bilbao, 2001).

La última convocatoria fue realizada en 2019, y ya se avanza en la modificación del planeamiento urbanístico para crear un centenar de viviendas protegidas en Lasarte-Oria. El de la vivienda productiva es un aspecto novedoso que se aborda en este último proyecto y en el que se prevé profundizar con el de Beizama, con la búsqueda de modelos innovadores de viviendas en las que se pueda vivir y trabajar, conceptos cuya necesidad ha aumentado a la luz de la pandemia de Covid-19.

Beizama participará en el concurso junto con otros seis emplazamientos del resto de España (Almendralejo, Alzira, Barcelona, Esparraguera, Madrid y Roquetas de Mar), a los que se sumarán los enclaves elegidos por el resto de países europeos.

El equipo ganador para el proyecto del municipio guipuzcoano, decisión que un jurado internacional dará a conocer en diciembre, recibirá el encargo de la redacción del proyecto de edificación y urbanización, así como la dirección de la obra.