Inmodiario

Diller Scofidio + Renfro, Gustafson Bowman + Porter y B720 Fermín Vázquez Arquitectos conforman el equipo que transformará el centro financiero de Azca en Madrid.

RENAZCA, formado por empresas propietarias de edificios en AZCA, anunció que ha seleccionado este equipo de diseño para liderar la renovación del distrito, en busca de convertir esta zona en el nodo económico y cultural más importante de la capital española.

El equipo fue elegido después de una competencia internacional dirigida por Martha Thorne y Edgar González, en dos fases, como parte de una iniciativa más amplia para reactivar el espacio público con el apoyo del sector privado.

Con una participación de oficinas de arquitectura de todo el mundo y el requerimiento de contar con al menos un socio español, se habían preseleccionado 31 grupos de entre los que resultaron finalistas 5 equipos: OMA, MVRDV, West 8, Heatherwick Studio y Diller Scofidio + Renfro, todos estudios con amplia experiencia internacional en transformaciones urbanas de alta calidad.

El diseño responde a las complejidades del área AZCA y al objetivo de RENAZCA de proporcionar un espacio público muy necesario en el centro de Madrid, dando la bienvenida a todos con una programación diversa.

Su diseño continuará evolucionando para incorporar las opiniones de los ciudadanos locales, las empresas y otras partes interesadas de la comunidad. Se creará un ecosistema urbano biodiverso, con plantaciones nativas y la presencia de agua que buscar recordar los antiguos canales de los ríos que una vez cruzaron el sitio.

Un sistema de captación y almacenamiento de agua de lluvia regará los verdes paisajes y regulará una fuente de agua diseñada de manera sostenible.

En el corazón de la supermanzana, el espacio verde central albergará actividades al aire libre lo suficientemente flexibles para acomodar una variedad de eventos, que van desde una capacidad de 200 a 10,000 personas.

Este "Central Green" estará iluminado en invierno con "sol permanente" formado por helióstatos pivotantes, y protegido en verano con "sombra permanente" formada por un disco flotante de 22 metros de diámetro que se moverá con el sol en tiempo real para producir un área consistente de sombra dentro del paisaje.

La propuesta incorpora 15 "habitaciones urbanas", cada una capaz de albergar un paisaje y un programa único, como un mercado de productos frescos, un parque infantil, una biblioteca al aire libre, un jardín de esculturas, cafés y bares, un invernadero, un espacio de trabajo conjunto al aire libre, y quizás un FabLab.

Se dará prioridad a los peatones en los espacios públicos recientemente reconfigurados. En la periferia de la cuadra, el acceso vehicular a las carreteras subterráneas se adaptará para reducir el impacto visual de los automóviles.

El acceso sin barreras reemplazará las numerosas escaleras y rampas que se encuentran en el sitio hoy. Una nueva red de rutas peatonales y pasarelas dará lugar al acceso para los servicios de emergencia y seguridad.

La red peatonal conectará más allá del sitio con el entorno urbano inmediato y la importante red de transporte, estableciendo un vínculo con el resto de la ciudad.