Editor de InmoDiario.
Inmodiario

   GRANADA.   La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, defendió hoy en Granada la labor del Gobierno en los últimos cinco años en materia de vivienda y aseguró que se están siguiendo las recomendaciones de la ONU para potenciar el alquiler y reconvertir el sector.

   Corredor contestó de este modo a preguntas de los periodistas sobre las declaraciones efectuadas ayer por la relatora de la ONU por el derecho de la vivienda, Raquel Rotnik, en las que criticó las políticas desarrolladas por los Estados, al considerar que han contribuido "a desencadenar la crisis". Les instó por ello a cambiar sus estrategias en esta materia de vivienda, ya que "no han funcionado".

   Corredor aseguró que el Gobierno apuesta de forma "clara" por potenciar la vivienda de alquiler y evitar que la construcción tenga el modelo extensivo que ha mantenido años atrás, de modo que no se construya de forma indiscriminada usando suelo nuevo.

   "Nosotros tenemos claro que hay que apostar por la rehabilitación y la reconversión hacia un sector más equilibrado", aseguró la ministra de Vivienda tras recorrer el tradicional barrio del Albaicín.

   "Estamos haciendo lo que recomienda la ONU, pero es verdad que cinco años es poco tiempo para reconvertir una política de muchos años atrás", comentó para asegurar a renglón seguido que "las bases están puestas para apostar por el alquiler y la reconversión del sector mirando a la rehabilitación de los barrios y haciendo una construcción responsable y equilibrada".

Por otra parte, La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, apostó por la rehabilitación de viviendas como vía para reconvertir el sector de la construcción, de modo que deje de ser la "losa" de la economía.

   La titular de Vivienda hizo estas declaraciones tras visitar las obras de 39 alojamientos protegidos para la tercera edad y recorrer el barrio Patrimonio de la Humanidad del Albaicín, de Granada, donde su departamento invertirá 812.000 euros a cuenta del Plan E para rehabilitar 72 viviendas.

   Explicó que la rehabilitación "puede absorber una parte importante de los desocupados en el sector de la construcción", dado que estas obras impiden el uso de maquinaria pesada y, por tanto, requieren más mano de obra.

   En este sentido, consideró que el sector de la construcción puede reconvertirse con la mejora de la calidad de los materiales, con la introducción de las energías renovables y la formación de los empleados, de modo que deje de ser "la losa de la economía y se inserte en un nuevo modelo de crecimiento basado en las nuevas tecnologías".

   Por otra parte, defendió las recalificaciones de suelo efectuadas hasta la fecha en España para fomentar la vivienda protegida, y especialmente la oferta pública de compra de suelo a través de Sepes.

   Según dijo, el suelo adquirido por el Ministerio de Vivienda permitirá construir 18.600 viviendas protegidas en toda España y generar una inversión de 2.400 millones de euros, lo que para Corredor "es compatible con el punto de inflexión del crecimiento del sector".