Inmodiario

El Ayuntamiento de Bilbao inicia las obras de reforma y rehabilitación del Edificio Beta 2 que acogerá el proyecto europeo As Fabrik, con un presupuesto de 6,4 millones de euros (para el propio edificio y la urbanización del entorno) y un plazo de ejecución de 10 meses.

Las obras de rehabilitación contemplan la reforma del edificio, de 10.000 metros cuadrados, tanto interior como exterior, incluyendo las amplias cristaleras, así como la urbanización de los accesos al inmueble. El proyecto tiene como objetivo el impulso de los servicios avanzados para la industria 4.0 y la economía digital en torno a la consolidación de Zorrotzaurre como ecosistema innovador.

El edificio, de propiedad municipal, ya ha experimentado una serie de mejoras de adecuación estructural, gracias a una primera fase. Ahora arranca una segunda fase que quiere adecuar el interior y el exterior del edificio para que pueda acoger sus futuros usos como sede del proyecto As Fabrik.

En esta fase acometerá las obras de adecuación de las plantas baja, entreplanta, y primera. Aún quedarán pendientes las plantas segunda y tercera que permanecerán cerradas a la espera de una tercera fase de obras.

El Consistorio rehabilitará el edificio de tal manera que quede articulado en torno a un atrio abierto a todas las plantas. Tanto en el exterior como en el interior, la obra quiere mantener el carácter de espacio industrial. Por eso, el interior del edificio, se construye a partir de un concepto abierto industrial con espacios confinados en cajas de madera, y vidrio. El edificio incluirá dos auditorios abiertos a modo de graderíos, uno de los cuales conecta la planta baja y la primera.

El exterior del edificio será rehabilitado por completo, incluyendo las amplias cristaleras para mejorar la iluminación natural en el interior. Las fachadas en caravista se reconstruyen en su totalidad, y el resto se restaurarán mediante lamas de madera.

En cuanto a los accesos exteriores, el proyecto contempla la urbanización parcial de los mismos con carácter provisional, a través de rampas, escaleras, y con conexión hasta el acceso del edificio Beta1, que alberga la sede europea de Digipen Institute of Technology.

La planta baja del edificio acoge una entrada que se abre a un amplio vestíbulo, y un atrio que alcanza la altura total del edificio. El vestíbulo, en el que se sitúa la zona de recepción, se divide después en dos zonas diferenciadas.

Por un lado el ala de menor superficie, y situada más al norte, alberga una zona de restauración que incluye bar, comedor y cocina cerrada. En esta zona tendrá un pequeño graderío de madera orientado hacia el vestíbulo para un uso polivalente de estancia. Toda la zona de restauración se cierra mediante un sistema de puertas acristaladas que se pueden abrir en caso necesario, para que quede un espacio abierto y conectado con el exterior.

La otra zona, el ala de mayor superficie y situada en la zona sur, incluye espacios vinculados con la actividad puramente docente. Los recintos cerrados se plantean como cajas cerradas por madera y vidrio. En esta zona contará con un amplio auditorio a modo de grada de madera que conectará la planta baja con la primera, en un espacio a doble altura.

En este ala se ubica también un auditorio o sala de ponencias cerrado, pero con posibilidad de abrirse mediante paneles correderos hacia la zona central abierta.

Como el carácter de la planta es abierto, con espacios polivalentes que pueden estar cerrados o no, está previsto que las dos alas puedan separarse mediante un panel móvil, de tal manera que la zona de restauración pueda estar operativa en horarios diferentes tanto para el uso docente como de manera autónoma.

En la primera fase de las obras del edificio se construyó una entreplanta aprovechando la estructura del edificio. Se trata de un espacio situado entre la planta baja y la primera, y está ubicado en una franja del la zona de ala sur. Este espacio será habilitado para albergar usos docentes tipo coworking en espacio abierto y sin compartimentar. La zona se cerrará perimetralmente mediante una barandilla por lo que quedará abierta al espacio de planta baja.

La planta primera está pensada para albergar usos puramente vinculados a la actividad docente. Se trata, principalmente, de aulas de diferentes dimensiones y con cerramientos acristalados. Este primer piso también se separa por zonas; por un lado en el ala norte se ubican las salas de profesores y la biblioteca abierta, por otro lado el ala de mayor espacio, al sur, acogerá la mayor parte de las aulas cerradas.

La obra realizará en un plazo estimado de 10 meses, comenzará esta semana y tiene un presupuesto de 6,4 millones de euros.

AS Fabrik Bilbao tiene como objetivo la mejora de la competitividad de las empresas locales y la consolidación de Zorrotzaurre como un ecosistema innovador y de referencia en el ámbito de los servicios avanzados para la industria 4.0 y la economía digital.

Para ello, el proyecto tendrá como epicentro un edificio público ubicado en Zorrotzaurre con pasado industrial, que será acondicionado como centro de referencia del proyecto y punto de encuentro de las actividades previstas.

Desde este edifico se coordinarán cuatro actuaciones clave, a desarrollar en los próximos tres años, y que tienen como objetivo contribuir a la consolidación de un nuevo modelo de producción:

Programas formativos dirigidos a estudiantes de universidad, personas emprendedoras y profesionales, pensados para abordar los desafíos de la industria 4.0 en la economía digital.

Acciones de networking entre los principales agentes o grupos de interés del ámbito público y privado para coordinar una estrategia única, que sea efectiva y eficaz para atender las necesidades actuales y futuras del sector industrial.

Propuestas que estimulen y favorezcan el lanzamiento de start-ups con sede en Bilbao, relacionadas con la tecnología, la especialización y la inteligencia que requiere la industria 4.0 para posicionarse internacionalmente.

La puesta en marcha de un observatorio y laboratorio de ideas, donde se analizarán las tendencias en los ámbitos tecnológicos, industria 4.0 y economía digital, para identificar los desafíos a los que se enfrentan las empresas locales y proponer soluciones innovadoras para estos retos.

Se crea, así, un ecosistema de talento e innovación en Bilbao, que contribuirá al desarrollo de las empresas locales de servicios intensivos en conocimiento y a la promoción del sector industrial, que debe implicarse activamente en un proceso de transformación inteligente con el fin de asegurar su futuro.

AS Fabrik Bilbao cuenta con un presupuesto global para el edificio de 5.807.642 euros, de los cuales el 80% -4.600.000- será sufragado con una subvención aprobada por la Comisión Europea, a través del Fondo de Desarrollo Regional (FEDER).