Inmodiario

Testa Residencial consolida la figura de la plataforma profesionalizada de gestión de viviendas en alquiler a largo plazo en España. Tras la ampliación de capital que permitirá la incorporación de más de 3.300 viviendas procedentes de los bancos accionistas, la compañía aspira a cambiar el modelo de negocio del alquiler residencial en nuestro país y equipararlo a otros países europeos donde este tipo de figuras están muy arraigadas.

Para ello, la compañía cuenta ya con un equipo de profesionales de 50 personas conocedores de los activos que gestionan y con una amplia experiencia en el sector, liderados por Miguel Oñate, consejero delegado de Testa Residencial. A la espera de incorporar el nuevo paquete de viviendas el próximo 7 de marzo, la compañía se encuentra inmersa en un proceso de unificación de procedimientos y tipología de contratos para poder alcanzar una estandarización que permita facilitar la gestión de los activos.

El objetivo de Testa Residencial es ofrecer una cartera de inmuebles adecuados a las necesidades reales del mercado, con una valoración actualizada y una propuesta de servicios añadidos que solucione los problemas reales de las personas que buscan una vivienda en alquiler. En definitiva, se trata de garantizar una transparencia operativa que genere y garantice seguridad jurídica.

Una cartera valorada en 1.740 millones de euros

Testa Residencial se ha posicionado ya como una de las compañías con mayor oferta de alquiler residencial en España al contar con 8.068 viviendas, el 69% libre, de las que en el 35% de los edificios, la compañía es propietaria del 100% del mismo y en el resto su participación es mayoritaria en la mayoría de los casos. Madrid es la provincia con mayor peso en la cartera (46%) pero cuenta con viviendas en otros lugares como San Sebastián, A Coruña, Valladolid o Barcelona.

La cartera está valorada actualmente en 1.740 millones de euros y cuenta con una tasa de ocupación que supera el 92%, lo que supone unos ingresos anuales por rentas de 56 millones de euros, cifras que la compañía espera ampliar.

Tras la última ampliación de capital, Banco Santander sitúa su participación en el 44,39%, mientras que BBVA lo hace en el 33,57%, Merlin Properties en el 16,10% y Banco Popular en el 3,9%, como accionistas de referencia.