Inmodiario

No una. Ni dos. Hasta tres socimis tienen pensado montar los responsables de la gestora de viviendas Domo. Y la primera está a punto de echar andar a lo largo del primer trimestre.

Este primer vehículo inversor está destinado a inversores medios, con un patrimonio de varios miles de euros, a los que se les quiere atraer con la entrada en proyectos residenciales en Madrid, desde la compra de suelo hasta la posterior venta o alquiler de las viviendas que se construyan sobre los terrenos adquiridos.

Para las siguientes socimis habrá que esperar más tiempo. Todavía están muy verdes. Se ha pensado en articular, a través de estas sociedades, un planteamiento de negocio más tradicional de adquisición de inmuebles para rehabilitar en ocasiones y en otras para destinarse directamente al alquiler.

Domo Gestora le viene dando vueltas al tema desde el pasado mes de marzo de 2015, cuando constituyó, con un capital de 3.000 euros, la sociedad Domo Gestión de Activos Inmobiliarios, y cambiando su denominación a Domo Inversores Agrupados en julio.

La decisión de canalizar las futuras inversiones en proyectos a través de socimis obedece a la percepción que, tras el trato directo con los socios, han podido comprobar de que muchos de los cooperativistas están interesados en invertir en el mercado residencial, pero no con la intención de ser los ocupantes de las viviendas, sino como simples inversores.

Pequeños ahorradores, con una edad media de unos 50 años, que siguen viendo en la inversión inmobiliaria una alternativa rentable para obtener mayores beneficios de los que están ofreciendo la renta fija.

A diferencia de otras socimi del mercado español, que obtienen la rentabilidad con la explotación en alquiler y la posterior venta del inmueble, los responsables de la gestora han pensado en ofrecer, además de esa rentabilidad final, la que puede obtenerse en las primeras fases del ciclo inmobiliario, con la adquisición del suelo y la construcción del inmueble.

Por ellos, los gestores de la nueva socimi Domo Inversores Agrupados -los mismos que los de la gestora- tendrán como objetivo principal llevar a cabo la selección de suelos con importante potencial de revalorización, para, posteriormente, acometer la gestión de la promoción, que incluye la construcción y un seguimiento riguroso de plazos y costes, hasta la finalización de las viviendas y su puesta en alquiler.