Inmodiario

Mil y un flecos quedan por rematarse, pero el Grupo Inditex y el constructor Luis Cases tienen planes muy adelantados para llevar a cabo un proyecto de altos vuelos en pleno paseo de Gracia de Barcelona. El objetivo, ampliar la actual tienda de Zara hasta convertirla en una de las más grandes del mundo, por una parte, y reformar el hotel Barcelona como establecimiento de lujo, por otra.

De momento, solo hay alguna que otra maqueta y los contactos discretos mantenidos entre las partes, pero todavía no se ha solicitado licencia de obras y todo estaría pendiente de tramitar un nuevo proyecto que incluyera un aparcamiento.

El anterior Gobierno local presidido por el socialista Jordi Hereu aprobó, hace cuatro años, un plan especial de mejora urbana que afectaba las edificaciones del número 1 al 13 de la calle de Caspe. Estas fincas, de 4.900 metros cuadrados, son propiedad de la Fundación Privada Llegat Roca i Pi, que usan el usufructo en labores sociales. El derecho de superficie es de Drassanes 30 SLU, propiedad de Cases. El plan aumenta ligeramente el techo. Si Pontegadea y Cases mantienen la volumetría y los usos de dicho planeamiento solo tendrían que solicitar la licencia de obras para iniciar el proyecto.

El documento aprobado en 2010 especificaba que todas las obras ascenderían a 50 millones de euros, incluyendo una urbanización de 734 metros cuadrados. En total sería la construcción de cinco plantas y una sobre rasante. Zara, por su parte, ganaría 4.000 metros cuadrados adicionales a su tienda de la esquina de paseo de Gràcia con Gran Vía, que ahora cuenta con 2.500 metros. Esta nueva área resultaría de la utilización del cine Novedades, que se encuentra en desuso desde hace unos ocho años.

Lo que no cambiaría, respeto al documento presentado en 2010, sería el proyecto arquitectónico. Se mantendría el del arquitecto Josep Llinàs, autor de equipamientos como la biblioteca Jaume Fuster de Lesseps.

La multinacional de la moda fundada por Amancio Ortega ya había comprado el edificio donde se encuentra y una parte del teatro. De hecho, las prendas entran al almacén de paseo de Gracia por la puerta del Novedades. La tienda quedaría como una de las más grandes del mundo y sería mayor incluso que su flag shop de la calle de Serrano en Madrid.

El hotelero y ex presidente del Barça Joan Gaspart es arrendatario del suelo donde está ahora el hotel Barcelona. Husa, la cadena de Gaspart, pasa por graves problemas económicos y de hecho en junio se pactó un expediente de regulación de empleo (ERE) que contempla el despido de 369 empleados y afecta a once hoteles y los servicios centrales de la cadena. Tras la cesión de Gaspart, todo pasaría por llegar a algún acuerdo con una cadena hotelera de postín para que asuma la gestión del nuevo establecimiento de lujo.