Inmodiario

El consejero de Obras Públicas y Ordenación del Territorio del Gobierno de Murcia, Antonio Sevilla, ha avanzado que su departamento invertirá un total de 84,5 millones de euros en infraestructuras y regeneración urbana durante el ejercicio 2014, “62 de los cuales son para inversión directa, y el resto son para subvenciones indirectas a través de municipios y particulares, como es el caso de las ayudas a la vivienda”.

Antonio Sevilla ha presentado, ante la Comisión de Economía, Hacienda y Presupuesto de la Asamblea Regional, el proyecto de presupuestos de su departamento para el año 2014, que se elevan a 112,46 millones de euros y en las que destaca la dotación de la Dirección General de Carreteras que se eleva a 52,9 millones de euros.

Este departamento destinará 47,5 millones de euros a inversiones directas y mejora de más de una docena de carreteras. En las partidas de la Dirección General de Carreteras, además, se invertirán 16,38 millones de euros para labores de conservación, y otros 3,27 para seguridad vial.

“Entre las obras que realizaremos en las vías regionales destacan la mejora de firmes de la RM-412 y RM-413, que discurren entre Abanilla y el límite de la región con Alicante, y también de la vía RM-414, entre Abanilla y Santomera”, explicó el consejero, que subrayó asimismo la reposición de firme en la RM-11(Lorca- Águilas), la reparación de la RM-D4 (Mazarrón-Morata), y el acondicionamiento del trazado y ordenación de los accesos de la RM-D17 (Puerto Lumbreras-Almendricos).

El consejero Sevilla resaltó que las políticas de vivienda de su departamento experimentarán un notable aumento, que alcanza un montante de 7,8 millones de euros para ayudas a la adquisición, el arrendamiento y la rehabilitación.

Adicionalmente a esta partida, gracias al nuevo Plan de Vivienda 2013-2016 -en cuyo convenio trabaja actualmente la Consejería con el Ministerio de Fomento- la Región de Murcia recibirá 25 millones de euros. No obstante, señaló el consejero, hasta la formalización del mismo no se computa en las cuentas que hoy se han presentado en la Asamblea Regional.

Además de a la vivienda privada, la Consejería hace una apuesta por el mantenimiento óptimo del parque regional de viviendas públicas, que ronda los 3.000 inmuebles en la Región, y seguirá ayudando en las minoraciones de alquiler en este tipo de inmuebles, que permiten una reducción de la renta mensual de hasta el 95 por ciento.

“Además, vamos a llevar a cabo una nueva iniciativa de alquiler de viviendas sociales que arbitraremos a través de convenios con organizaciones no gubernamentales, que atienden a los colectivos más desfavorecidos de nuestra sociedad”, anunció el consejero.

En esa misma línea de protección a las situaciones de vulnerabilidad en materia de vivienda, Sevilla manifestó que se continuará con la labor de orientación e intermediación que facilita la Consejería, desde el pasado mes de enero, en relación con las situaciones de desahucios hipotecarios.

Al igual que el servicio regional anteriormente citado, con cargo a sus gastos corrientes, Obras Públicas y Ordenación del Territorio también atenderá los procesos iniciados sobre la revisión de la Ley del Suelo y el Informe de Evaluación de Edificios, para inmuebles de más de 50 años, dos modificaciones normativas que nacen por mandato estatal.

Por segundo año consecutivo, la Consejería destina una parte importante de su presupuesto a la recuperación y reactivación de la ciudad de Lorca y su entorno, a través de su regeneración urbana.

“Además de reconstruir la ciudad, gracias a la solidaridad de todos los ciudadanos de la Región, también vamos a aprovechar esta oportunidad para mejorar el entorno urbano y promover la calidad de sus barrios desde una perspectiva global”, subrayó el consejero.