Editor de InmoDiario.
Inmodiario

Las perspectivas continúan siendo negativas en el mercado residencial español.

De cara al futuro, las perspectivas sobre el precio de la vivienda y la concesión de hipotecas en España siguen siendo negativas, comenta RICS, la mayor organización internacional de profesionales en el sector inmobiliario.

Junto a una subida vertiginosa del paro (15.5% según los últimos datos publicados), el número de hipotecas en dificultad aumenta (2.39% en el cuarto trimestre de 2008 comparado con 0,72% el año anterior). Si a esto se le suma la caída del valor de la vivienda,  inevitablemente la concesión de créditos hipotecarios se desincentivará todavía más, lo que ejercerá sin duda una mayor presión hacia la baja sobre los precios de las casas.

Todo esto se produce cuando existe un inmenso stock de viviendas sin vender que necesitará disolverse íntegramente. Lo cierto es que por primera vez la parte del PIB español que representa la inversión en el mercado residencial acaba de bajar por debajo de la media (6.3%), habiéndose mantenido por encima durante los últimos siete años.

El próximo martes 28 de abril se darán a conocer los datos sobre el número de hipotecas aprobadas en España. En el mes de enero, el número de hipotecas concedidas subió un 3,4% con respecto al mes anterior elevándose a 86 617, sin embargo de un año a otro la cifra ha bajado un 38% (y un 53% con respecto a septiembre de 2005 cuando alcanzó su nivel mas alto).

Este pronunciado descenso en la aprobación de créditos hipotecarios ha contribuido a una caída de los precios de la vivienda. En efecto, según los datos del INE (Instituto Nacional de Estadística) a los que RICS da preferencia, el precio de la vivienda descendió un 5,4% con respecto al año anterior en el último trimestre de 2008. Así, mientras los precios de las vivienda nueva subieron un 0.8% de un año al otro, los precios de las viviendas de segunda mano descendieron un 10,7%.

Por el contrario, el informe que publica el Ministerio de la Vivienda pinta un cuadro menos oscuro, con una bajada en los precios de las casas de tan solo 2.8% en el ultimo trimestre del año 2008. Si bien, mientras los datos del INE se basan en las transacciones reales, los datos del Ministerio de la  Vivienda están basados en valoraciones y por tanto sus resultados tienden a una inercia considerable.