Inmodiario

El mayor análisis del mercado residencial español realizado hasta la fecha, que abarca el comportamiento de la oferta, la demanda y los precios de la vivienda, así como la financiación hipotecaria y el mercado de Build to Rent, con especial detalle en los principales mercados nacionales: Madrid, Barcelona, Valencia, Málaga y Sevilla.

La obra nueva consolida sus niveles y no se aprecian ajustes significativos en los precios de venta. Sin embargo, los precios de segunda mano experimentan retrocesos de entre el 5 % y el 15%.

La producción de vivienda se verá afectada por el endurecimiento de las condiciones de financiación y la consolidación del sistema financiero.

En la mayoría de las ciudades, los niveles de esfuerzo de un hogar medio para la compra y el alquiler de viviendas se mantienen en niveles razonables, por debajo del 35%.

El sector residencial resiste ante la crisis según el informe elaborado por la consultora Colliers International, líder global en servicios inmobiliarios y gestión de activos, que analiza el comportamiento de este importante mercado del Inmobiliario en 2020.

La crisis económica derivada de la pandemia está provocando efectos notables en el sector residencial que, a pesar de la profundidad de la misma, resiste razonablemente, con un mejor comportamiento en Obra Nueva y en el Build to Rent como modelo de desarrollo.

Demanda: Obra nueva y Segunda Mano

La demanda está experimentando una contracción en 2020, mucho más acentuada en la vivienda de segunda mano, y en su conjunto podría llegar a retroceder hasta un 25% en 2021 respecto a 2019, si el contexto económico no mejora.

Se observa un incremento del número de viviendas compradas con hipoteca. En 2019 se firmaron 67 hipotecas por cada 100 transacciones de viviendas y en el primer semestre de 2020 aumentaron a 91, lo que revela síntomas de agotamiento del ahorro familiar, siendo las hipotecas de viviendas a tipo fijo las que escalan posiciones y se consolidan como primera opción.

Producción de vivienda

Se verá afectada por las restricciones a la financiación de nuevos proyectos. En 2021 podríamos ver una reducción de la actividad de viviendas iniciadas del 30% respecto a 2019 con una producción en torno a 70.000 viviendas al año, lo que supone retroceder entre 3 y 4 años hasta niveles de 2016. Además, se imponen de forma generalizada mayores exigencias en la precomercialización, que en muchos casos serán barreras inexpugnables para algunos promotores.

Precios: Obra nueva, Segunda Mano y Alquiler

El precio en venta de la vivienda de obra nueva consolida niveles y no se aprecian ajustes significativos. En cambio, los precios de oferta de segunda mano experimentan retrocesos entre el 5 % y el 15%. Por su parte, el esfuerzo hipotecario para la compra de vivienda de un hogar medio se sitúa por debajo del 35% en todas las capitales de provincia salvo en Barcelona (39%) y San Sebastián (41%).

Aumenta la brecha para el acceso a la vivienda de la población más joven. Según los datos de Colliers, una pareja de jóvenes debe ahorrar más de 10 años de media para poder comprar su primera vivienda, periodo que seguramente se incrementará en mayor medida por los efectos de esta crisis.

Por lo que se refiere al mercado del alquiler, el esfuerzo de una familia media para alquilar requiere menos de una tercera parte de sus ingresos en todas las capitales, excepto en Barcelona que precisa un 38% y en Madrid un 36%.

Mercado de Vivienda en Alquiler

El mercado de vivienda en alquiler continúa en expansión, especialmente en Madrid y en sus áreas metropolitanas, que son las zonas más demandadas. El Build to Rent, como modelo de desarrollo se revela como la gran oportunidad del sector residencial. Las capitales de provincias y grandes núcleos con buenos servicios destacan como mercados de interés.

Madrid es sin duda el mercado más dinámico y Valencia se posiciona como un mercado alternativo al de Barcelona, que sufre los efectos de la intervención de la Administración local.

"De este profundo análisis y haciendo un ejercicio de máxima concreción sobre sus principales conclusiones, se desprende que el sector residencial resiste los efectos de la crisis, fundamentalmente en obra nueva. La contracción de la demanda y de los precios de venta afecta principalmente a la vivienda usada, destacando las zonas más afectadas por el shock del turismo" - comenta Jorge Laguna, responsable del Informe y Director de Buisness Intelligence en Colliers.

"Presentamos al mercado el análisis estructurado de un volumen ingente de información sobre el sector residencial, junto con la opinión de nuestros expertos sobre su próxima evolución. Nuestro objetivo primordial en su elaboración ha sido, además de marcar un hito en el análisis del sector residencial, ofrecer una herramienta de máxima utilidad para promotores, inversores y entidades financieras, intentando aportar objetividad en tiempos de crisis" - concluye Mikel Echavarren, CEO de Colliers International