Inmodiario

El pasado 2019 fue un año histórico para el mercado inmobiliario de oficinas que registró sus mejores datos en cuanto a inversión, al tiempo que aumentaba la absorción respecto a 2018. Estas son las principales conclusiones del último Snapshot Oficinas elaborado por la consultora inmobiliaria Knight Frank, que arroja un aumento del 65% en la inversión en Madrid y Barcelona durante el ejercicio.

Y es que en estas dos ciudades las operaciones en el sector se situaron próximas a los 4.000 millones de euros. Tal y como muestra este informe elaborado por los profesionales de Knight Frank, la inversión se concentró principalmente en Madrid, que cerró el año con un aumento del 28% respecto al año anterior y superando los 2.300 millones, mientras que en Barcelona se aproximó a los 1.500 millones de euros.

Este aumento se debe a que el mercado de oficinas sigue siendo objetivo de los fondos de inversión, que mantienen su apuesta por este segmento y protagonizan el 50% de las operaciones realizadas en Madrid y Barcelona. Este apetito inversor se evidencia en la contracción de las yields, que se sitúan en el 3,50% en Madrid y el 3,75% en Barcelona.

La operación más relevante del trimestre fue la venta por parte de Merlin de una cartera de 26 edificios (en Madrid y Barcelona) por 225 millones de euros a Cain International y Freo Group. En total, estos espacios sumaron una superficie bruta alquilable de unos 133.000 m².

Por su parte, en lo que se refiere al mercado de usuarios, el Snapshot Oficinas de Knight Frank sitúa la absorción en Madrid en unos 530.000m2 a final de año, lo que supuso un aumento del 15% respecto al año anterior. De estos, alrededor de 80.000m2 se firmaron en el cuarto trimestre del año. Así, a cierre del ejercicio, la tasa de disponibilidad en la capital era de 10,3%, con un stock disponible superior al millón y medio.

Como explica Jorge Sena, Partner and Head of Commercial (Offices, Retail y Logistics) de Knight Frank, "en la actualidad el mercado se caracteriza por una gran masa de liquidez y falta de producto, tanto en el segmento core como value add. La demanda se mantiene en buenos niveles, aunque la oferta no acompaña con nuevos proyectos, garantizando una evolución positiva de las rentas en todas las zonas. Esto genera gran confianza en los inversores, especialmente en el mercado de oficinas de Madrid, y estamos convencidos de que un buen producto con tenants sólidos en zona prime puede generar rentabilidades cercanas al 3%, dado el nivel de competencia que existe".

Durante los últimos meses del año el CDB (Central Business Distrit) fue de nuevo la zona con mayor volumen de superficie contratada y donde se realizaron un mayor número de transacciones, seguida del Centro Secundario y los entornos de la A1 y M30 Este. La renta media prime permaneció estable en 31€/m2/mes, registrando los espacios ubicados en el CDB la mayor renta media: 35€/m2/ mes.

La operación más relevante durante el último trimestre del año fue la protagonizada por el grupo editorial Planeta, que trasladará su sede central a un edificio reformado propiedad de la socimi Saint Croix.