Inmodiario

El último estudio de Nuveen Real Estate, una de las gestoras de inversiones inmobiliarias más importantes del mundo, prevé que el mercado residencial europeo y, en concreto, el de residencias de estudiantes, seguirá ganando enteros a ojos de los inversores a escala mundial durante 2020. Según la firma, resulta probable que el marcado desequilibrio entre la oferta y la demanda que presenta el sector se amplíe de forma significativa debido a las limitaciones en la accesibilidad y a los cambios demográficos, junto con el incremento de la movilidad de los estudiantes a escala mundial y el mayor nivel de exigencia de la base de inquilinos nacionales.

Asimismo, la firma cree que el sector logístico, considerado por muchos la perla del sector inmobiliario, se expandirá aún más en mercados considerados anteriormente como secundarios, como Sevilla, Génova, Érfurt, Toulouse o Linz, gracias a la proliferación del comercio electrónico desde las grandes ciudades a los municipios de menor tamaño. Muchos inversores están aumentando sus inversiones en el sector logístico, con el objetivo de que represente hasta el 20% de su cartera. No obstante, la construcción de espacio es significativa pero apropiada, lo que ha provocado que numerosos inversores estén intentando entrar al mercado y, por tanto, está apuntalando las valoraciones.

El estudio pone de manifiesto la actual diversificación del sector retail, y los inversores con un enfoque a largo plazo deberían fijarse en destinos retail de primer nivel, como los centros outlet de grandes marcas y los centros retail mixtos, como Xanadú (Madrid), o ubicaciones donde puedan reconvertir los activos retail existentes. Dicho esto, el sentimiento negativo respecto del mercado retail se mantuvo durante 2019 y los volúmenes de operaciones cayeron alrededor de un 33% durante el año hasta el tercer trimestre, debido, en parte, a la penetración y crecimiento del comercio online.

Las operaciones de alquiler mantuvieron una tendencia positiva en distintas urbes, como Berlín, Milán, Madrid y la City de Londres, impulsadas por una sólida demanda y una disciplinada actividad de desarrollo. No obstante, como era de esperar, a medida que la zona euro se ralentizó de forma notable durante 2019, lo mismo ocurrió con las operaciones de alquiler en algunas zonas, que cayeron una media de cerca del 30% hasta el tercer trimestre de 2019.