Inmodiario

Una vez el verano ha llegado a su fin, arranca un mes clave para los estudiantes universitarios que han decido vivir una estancia Erasmus. España, que recibió 47.138 alumnos extranjeros en el curso 2016-2017, mantiene el liderazgo en la recepción de participantes Erasmus y ocupa la tercera posición en el envío de estudiantes. Las capitales de Barcelona y Madrid son dos de los destinos más solicitados por los desplazados. Para conocer el gasto en vivienda que deben invertir estos alumnos, el portal inmobiliario pisos.com ha analizado el coste medio de compartir piso en estas capitales y en sus principales zonas universitarias.

Ambas ciudades acumulan el 22,81% de la oferta total de vivienda compartida en España, así como el 35,50% de potenciales inquilinos. Por otro lado, las provincias de Madrid y Barcelona aglutinan el 32,29% de la oferta y el 44,04% de la demanda. Barcelona capital, óptima para los alumnos que estudien en la Universidad de Barcelona, la Universidad Politécnica de Cataluña, la Universidad Pompeu Fabra y la Escuela Superior de Música de Cataluña, sería la más cara para el alquiler, con 456 euros mensuales de media. Por su parte, Madrid capital, la opción elegida por los estudiantes de la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad Politécnica de Madrid, la EAE Business School, la Universidad Pontificia Comillas y la Universidad CEU San Pablo, tendría una mensualidad por habitación en alquiler de 425 euros.

Según el director de Estudios de pisos.com, Ferran Font, "compartir piso es una de las experiencias más enriquecedoras para los estudiantes que vienen a estudiar a España, ya que les permite acercarse más a nuestra cultura y aprovechar al máximo su estancia". Por otro lado, el experto señala que los propietarios con inmuebles en las zonas universitarias saben que su producto cuenta con una gran demanda y genera una rentabilidad muy atractiva". El portavoz del portal inmobiliario añade que "si bien estamos ante un inquilino que suele ser buen pagador, hay que marcar bien los límites desde un principio para evitar problemas con los vecinos". Font indica que "el contrato siempre debe formalizarse por escrito, incluyendo un inventario en el que se detalle el mobiliario y los electrodomésticos, estipulando claramente los pasos a seguir en caso de que se produzca cualquier tipo de incidencia".

La horquilla de precios varía en función de las diferentes áreas de influencia universitaria. En cuanto a la provincia de Barcelona, el municipio más caro es Sant Cugat del Vallès, adecuado para los alumnos de la Universidad Autónoma de Barcelona, con 439 euros de media al mes. Le siguen en el listado L'Hospitalet de Llobregat (Universidad Internacional Menéndez Pelayo), con 365 €/mes; Badalona (Universidad Internacional Menéndez Pelayo), con 348 €/mes, y Cerdanyola del Vallès (Universidad Autónoma de Barcelona), con 336 €/mes. Las zonas universitarias más baratas son Terrassa (Universidad Autónoma de Barcelona), con 315 €/mes; Mataró (UPF Escuela Superior de Ciencias Sociales y de la Empresa TecnoCampus) y Sabadell (Escuela Superior de Diseño ESDi), con 328 €/mes.

En lo que respecta a Madrid, el municipio más caro es Pozuelo de Alarcón, una buena opción para los nuevos estudiantes de la Universidad Francisco de Vitoria, con 473 €/mes, de media. Completan el ranking de las localidades menos asequibles Villaviciosa de Odón (Universidad Europea de Madrid), con 425 €/mes; Getafe (Universidad Carlos III de Madrid), con 317 €/mes, y Leganés (Universidad Carlos III de Madrid), con 311 €/mes. Las más económicas son Móstoles (Universidad Rey Juan Carlos), con 268 €/mes; Fuenlabrada (Universidad Rey Juan Carlos), con 277 €/mes; Alcalá de Henares (Universidad de Alcalá), con 279 €/mes y Aranjuez (Universidad Rey Juan Carlos), con 291 €/mes.

¿Cómo están equipados los pisos compartidos en España?

Según el informe anual de pisos compartidos de pisos.com, las habitaciones en alquiler amuebladas componen el 95,47% de los anuncios publicados. Le siguen lo dormitorios exteriores (68%), con calefacción (57,18%), con aire acondicionado (17,5%) y con balcón (15,47%). La oferta es más reducida cuando hablamos de suites (15,01%) o de estancias con televisión (6,68%) o teléfono propio (1,15%). En cuanto al equipamiento de la vivienda, el ascensor es el bien más preciado (61,97%), aunque también destaca la presencia de lavadora (53,85%), Internet (46,73%), televisión (44,91%) y tendedero (43,22%). Otros extras menos frecuentes son la plancha (38,25%), el balcón (32,79%), el trastero (18,87%) y el jardín (18,28%). El electrodoméstico más escaso es la secadora (7,48%) y los servicios comunitarios con menor presencia son el parking (1,31%), la piscina (0,96%) y el gimnasio (0,40%).