Inmodiario

Según la tercera edición del informe anual sobre inversión europea en activos multifamily (European Multifamily Investment) publicado por JLL, el mercado residencial en España avanza a hacia una especialziación en los inmuebles que, cada vez más, se destinan al alquiler profesionalizado y/o institucional. Así mismo, el informe desprende que el segmento de inmuebles residenciales representa la mejor oportunidad de crecimiento para el capital institucional en Europa. La inversión en este segmento alcanzó los 56.000 millones de euros en 2018.

Los indicadores demográficos y económicos siguen atrayendo el interés de los inversores por las clases de activos living, el segmento inmobiliario con mayor expectativas de recorrido. Esto trae consigo una nueva oleada de promociones multifamily desarrolladas específicamente y que se adaptan a las cambiantes necesidades de los ocupantes.

El Reino Unido y España han reforzado considerablemente su posición, junto al constante liderazgo de Alemania, Francia y Países Bajos en la clasificación de los principales mercados para la inversión residencial. En Irlanda, la notable escasez de vivienda nueva brinda a los inversores razones de peso para exponerse a este mercado en previsión del aumento de las rentas.Una tendencia replicable España que hisóticamente se ha comportado de forma similar a Irlanda.

En particular, dentro de nuestras fronteras, destaca el incremento en un 40% del volumen de inversión de residencial, hasta los 4.400 millones de euros. En parte, empujado por grandes operaciones, como la adquisición de Testa por parte de Blackstone. También por la estabilización de la inversión en las principales ciudades españolas - solo Madrid atrajo 1.100 millones de euros - y por operaciones relevantes en otras plazas, como la compra de tres activos residenciales en Pamplona por parte de Catella Asset Management.

Nick Wride, director de Living & Alternatives de JLL España, destacaba: «Los desarrollos de activos residenciales en España están a las puertas de un giro hacia la especialización. Todo apunta a que en un futuro el suelo residencial disponible se destine a la promoción de activos built-to-rent, que levantan el interés de los inversores. Asimismo, la solidez de la demanda hace prever que el precio del residencial prime incremente un 2,5% a lo largo de este año».

Aumentan las inversiones transfronterizas

El porcentaje de inversión extranjera en toda Europa se ha mantenido estable, aunque, en términos absolutos, las operaciones transfronterizas aumentaron más del 40% hasta rondar los 19.000 millones de euros el año pasado.

La mayoría de las inversiones transfronterizas en activos multifamily europeos provienen de otros países europeos (el 51,5%). Sin embargo, asistimos a un marcado aumento de la actividad por parte de inversores norteamericanos y de fondos globales durante el año pasado. La actividad de inversión en Norteamérica se ha disparado un 162% en los últimos doce meses, convirtiéndose así en la segunda fuente de capital más importante para activos multifamily fuera de Europa.

El autor del informe, Philip Wedge-Bernal, asociado de Análisis de activos living para la región EMEA, comentó: «El segmento multifamily europeo superó con creces las expectativas a lo largo del año pasado, y el creciente interés procedente de Norteamérica cimienta la posición del continente como destacado centro neurálgico de la inversión residencial a escala mundial.

El ritmo al que se están expandiendo algunos mercados resulta muy emocionante, puesto que los inversores están viendo en los activos multifamily una opción defensiva y tremendamente solvente que brinda diversificación en el marco de una cartera inmobiliaria más amplia».

Adam Challis, responsable de Estrategia y Análisis de activos living para la región EMEA, añadió: «Los cambios demográficos a largo plazo, como la reducción del tamaño de los hogares y el aumento de la esperanza de vida ?con una mejora en la calidad de la misma?, se combinan con la continuidad de la urbanización y dan lugar a una escasez crónica de viviendas adecuadas en las ciudades europeas.

Junto con los grandes cambios tecnológicos y un mayor hincapié en el bienestar y la sostenibilidad, JLL prevé que los inversores más audaces batirán al mercado al entender estas nuevas demandas de los clientes. A los actores tradicionales de este segmento se sumarán agentes disruptores que ya utilizan soluciones digitales para reconcebir la experiencia del cliente. Es un momento muy emocionante para los europeos interesados en rediseñar cómo quieren vivir en las ciudades».