Inmodiario

En su último informe, THINK Global: Outlets, TH Real Estate afirma que los centros outlet seguirán ganando enteros a ojos de los inversores, dado que este segmento se ve impulsado por una oferta limitada y una demanda al alza, ofreciendo así algunas de las rentabilidades ajustadas al riesgo más atractivas del mercado inmobiliario.

El estudio destaca que 2017 fue el año en el que se registró el número más elevado de operaciones con centros outlet en Europa desde que se tiene constancia, con un volumen que asciende a 1.700 millones de euros y triplica la media a largo plazo de 548 millones de euros.

Según TH Real Estate, este segmento ha sido el que mejor evolución ha registrado en la región durante los últimos diez años y seguirá siendo uno de los segmentos del sector inmobiliario con mayor valor: numerosos outlets prime arrojan unas tasas de capitalización superiores en 75 puntos básicos a las de los centros comerciales.

TH Real Estate considera que este segmento se encuentra en una posición favorable para registrar rentabilidades superiores en periodos con un crecimiento económico tanto sólido como débil, como demuestra la excelente resistencia de la que hizo gala durante las adversas condiciones de mercado en la crisis financiera mundial, cuando las ventas cayeron tan solo un 0,5%, en comparación con la media europea del 5,4%.

Aunque es importante ser conscientes del interés que presenta el segmento para los inversores, el informe también analiza el aumento de la demanda de las firmas de retail y las tendencias de consumo. A raíz de la crisis financiera mundial, del aumento de la transparencia de los precios a través de Internet y de los importantes descuentos en las calles comerciales de mayor interés, hemos asistido a un aumento del número de compradores con conciencia de valor a escala mundial. Por lo tanto, el modelo de centros outlet se encuentra bien posicionado para incrementar su cuota en el «mercado con conciencia de valor», en fase de expansión.

Angela Goodings, directora de Estudios en TH Real Estate, comentó: «Los outlet han demostrado ser una inversión más defensiva, con unos niveles de volatilidad relativamente reducidos, tal y como pudimos apreciar durante el último ciclo económico. Brindan a los consumidores una experiencia de compra: los operadores invierten más en instalaciones de restauración para incrementar el tiempo de permanencia y se llevan a cabo eventos de marketing que impulsan la afluencia de público. Por tanto, consideramos que este segmento también muestra un carácter defensivo ante la actual transición de las ventas minoristas hacia el canal online. En las regiones donde hemos podido analizar datos, los activos de alta calidad han registrado un excelente desempeño en términos de crecimiento de las rentas y las ventas y de rentabilidad de la inversión».

Según el informe, existen diferencias considerables en la oferta de centros outlet a escala mundial: EE.UU. constituye el mercado más desarrollado, mientras que la región Asia-Pacífico se encuentra todavía en la fase inicial de crecimiento y su oferta de outlets se mantiene en niveles muy reducidos. En concreto, la oferta per cápita en China es una de las más escasas de todo el mundo. A pesar de la reducida cartera de proyectos en desarrollo del gigante asiático, la creación de modelos de elevada calidad/alta gama difícilmente podrá suplir la insaciable demanda de bienes de lujo de los consumidores chinos. De hecho, las ventas minoristas han superado de forma constante las cifras de crecimiento del PIB durante los últimos diez años, con un 11,9% anual. TH Real Estate destaca China como mercado de crecimiento especialmente interesante para las marcas de lujo debido a su elevada población, a sus ciudades densamente pobladas y al creciente interés de los consumidores por las marcas de lujo reconocidas a escala internacional.

TH Real Estate considera que la combinación de una oferta limitada y una demanda cada vez mayor debería traducirse en un crecimiento sostenido de las rentas y mejoras estructurales a largo plazo en el plano de los precios de inversión de los outlet a escala global.