Inmodiario

Madrid. Según el último boletín de inversión elaborado por Savills, el volumen de inversión registrado en 2012 en el mercado terciario de España superó en un 10% la cifra del año anterior, situándose en los 2.100 millones de euros. Si bien la consultora británica destaca que cerca del 50% del total se concentró en tres operaciones: Torre Picasso, adquirida por Pontegadea por 400 millones de euros, el complejo de Canalejas, sede histórica del Banco Santander, por 215 millones de euros de la mano del Grupo Villar Mir y el portfolio de 439 sucursales bancarias de CaixaBank adquirido por la inmobiliaria mexicana Carso.


Savills señala, además, que el mercado de inversión español continua dominado por los inversores nacionales, que aportaron el 61% del volumen total trasaccionado. Su interés se centró principalmente en los sectores de oficinas y retail que concentraron el 79% del total. Entre los inversores más activos, Pontegadea, el vehículo inmobiliario de Amancio Ortega, que amplió su cartera con varios activos. Además de Torre Picasso, Pontegadea adquirió dos edificios de oficinas en el Paseo de Gracia de Barcelona; uno, el situado en el número 56 y otro la sede del BBVA en el número 5, y, también en el Paseo de Gracia, el local comercial que acoge la tienda Apple en el número 1.

La consultora apunta que, a pesar de la moderada actividad de los compradores internacionales, la presencia de inversores procedentes de Hispanoamérica tuvo un peso importante, representando un 22% del volumen de 2012 frente al 0,5% del año anterior, y concentrando el 55% de la inversión internacional. El capital de Chile, Venezuela y México alcanzó los 488,5 millones de euros frente a los 8 millones de euros registrados durante 2011. La marcada diferencia en la cifra de 2012 se debió principalmente a los cerca de 430 millones de euros del sale & leaseback de las 439 sucursales de CaixaBank por parte de la firma mexicana Carso propiedad del multimillonario Carlos Slim.

Luis Espadas, director de Capital Markets de Savills España, declara que "la actividad de los inversores internacionales fue limitada en los últimos 12 meses, pero sabemos del interés de compradores, en concreto, varios estadounidenses de perfil oportunista, monitorizando los indicadores económicos a la espera de identificar el mejor momento y el activo idóneo para invertir.

El capital hispanoamericano supuso un importante empuje en el volumen global de 2012 y esperamos que se mantenga en durante los próximos meses, no sólo por las similitudes culturales y lingüísticas, sino también por las buenas oportunidades que presenta el mercado de inversión".

Las rentabilidades prime en los distintos segmentos del mercado se incrementaron una media de 50 puntos básicos en 2012 debido principalmente a la incertidumbre en las rentas y a la situación económica. En la actualidad las rentabilidades prime se sitúan en el 6% en el mercado de oficinas, en el 6,75% en sector de centros comerciales y en el 5,5% en el segmento de locales en los ejes comerciales prime de las principales ciudades, todos ellos  por encima de los niveles medios europeos: 5,5%, 6% y 4,6% respectivamente.

Gema de la Fuente, directora del departamento de Research de Savills España, comenta que "debido al actual panorama económico, el mercado español sigue representando un reto fuera de nuestras fronteras pero las medidas adoptadas por el Gobierno de España, así como la reestructuración bancaria y la creación del llamado banco malo para aislar los activos tóxicos, ponen de manifiesto el compromiso de las autoridades de hacer frente a la situación y trasmitir a los inversores confianza de que España está en el camino correcto hacia el regreso de la estabilidad y la recuperación.

En 2013 se espera un volumen de inversión similar al del ejercicio recién cerrado, que podría superarse si pasado a menos que se alcanzasen acuerdos con alguna operación voluminosa, posiblemente algún portfolio. Los privados nacionales continúan teniendo ventaja en el terreno de juego gracias a su experiencia y su conocimiento del mercado y seguirán muy centrados en producto prime de oficinas y locales comerciales con un volumen medio en torno a los 30 millones de euros. Su capacidad de inversión es más limitada, pero su dependencia de financiación es mínima, lo que agiliza su participación en el mercado.