Editor de InmoDiario.
Inmodiario

 

Considera la entrada de un nuevo socio mediante una ampliación de capital

   MADRID.   Realia no abonará a sus accionistas el dividendo complementario correspondiente a finales de 2008 debido a la pérdida neta de 45,8 millones de euros registrada a cierre del ejercicio, informó hoy el presidente de la inmobiliaria, Ignacio Bayón, que matizó que la compañía mantiene su política de 'pay out' del 50%.

   La compañía distribuyó en junio del pasado año un dividendo de 0,06 euros por acción. "Este era un dividendo homogéneo con los resultados de la compañía en aquel momento pero al entrar ahora la compañía en pérdidas no habrá un dividendo complementario", explicó Bayón.

   Realia, que anunció hoy sus cifras, registró una pérdida neta de 45,8 millones de euros en 2008, frente al beneficio de 140,4 millones de 2007, por la caída en la venta de viviendas y las provisiones realizadas ante la depreciación de los activos inmobiliarios. La compañía realizó provisiones por 126,1 millones de euros. Descontado este efecto, la empresa hubiera obtenido un beneficio de 48,8 millones de euros, un 65,2% menos que en 2007.

   "Este impacto no tiene nada que ver con la caja ni con la posición financiera de la compañía, es tan solo una valoración contable que repercute en los activos, que bajan automáticamente su valor contable, lo que es una ventaja para el siguiente ejercicio en el que la compañía obtiene plusvalías mayores", explicó Bayón.

   Con respecto a su política de negocio de cara al futuro, la compañía señaló que priorizará la rotación de los activos. El directivo señaló que van a incrementar la actividad patrimonial, la residencial y hacer las rotaciones patrimoniales necesarias, aunque apostilló que no "descapitalizarán" el valor de la compañía para "tapar" una situación "dura" e "incómoda", y explicó que aquél que sobrevive a una crisis "sale reforzado".

   Bayón explicó que incrementar la rotación de los activos les permitirá obtener plusvalías y, de cara al futuro, aportar nuevos dividendos a sus accionistas.

   En este sentido, añadió que con respecto a los descuentos en la venta de promociones, podrían alcanzar hasta el 20 ó 25% con el fin de reducir existencias siempre y cuando estas operaciones las pueda "soportar" su balance.

   La compañía señaló que está negociando la venta de parte de su participación en su filial Siic de París, otra manera de llevar a cabo la rotación de activos, y que aunque preferirían socios con paquetes de acciones significativos, no descartarán a socios que quieran adquirir paquetes menores.

   "Queremos una operación de economía real, es decir, un inversor de permanencia", indicó la compañía, que explicó que tiene como plazo hasta el 31 de diciembre para vender un porcentaje de su filial de París.

  

ENTRADA DE UN NUEVO SOCIO

   Realia está considerando la entrada de un nuevo tercer socio en su accionariado mediante una futura ampliación de capital aunque incidió que en este momento no están negociando con nadie, informó hoy el presidente de la inmobiliaria, Ignacio Bayón.

   Bayón subrayó que si bien no están buscando un nuevo socio, ni mucho menos lo tengan identificado, si existe una posibilidad "significativa" de que en una futura ampliación de capital pueden entrar nuevos accionistas que incorporen nuevos bienes que les den una mayor valoración patrimonial y nuevas rentas que repercutan en los resultados.

   El directivo valoró la decisión de Caja Madrid y FCC de romper la sociedad 'holding' mediante el cual canalizaban una valoración conjunta del 51%. De común acuerdo, las compañías decidieron la pasada semana que cada uno vuelve a ser titular directo de las participaciones que tenían antes de la constitución de 'RB Business'.

   "Los socios han cambiado la posición jurídica de su posición en la inmobiliaria. Esta decisión permite que la estructura del accionariado sea más flexible", señaló Bayón, quien recordó que los socios mayoritarios de la inmobiliaria mantenían un acuerdo de permanecía de 5 años desde la salida a bolsa de Realia.

   Bayón manifestó que se encuentra muy satisfecho con la actitud de sus accionistas y afirmó que el "mantenimiento expreso" que estos han hecho de renovar su voluntar de permanecer en la compañía es un "punto fuerte" de Realia con respecto a la fortaleza y la solvencia financiera, así como de la estructura del accionariado y mercado de valores.

   "La compañía está bajísima en bolsa por lo que puede ser un momento atractivo para entrar en su accionariado", apuntó Bayón.