Inmodiario

¿Dónde se tarda más en pagar una vivienda en las costas españolas?

Los catalanes son los que más años de renta neta íntegra necesitan para comprar una vivienda en una de sus costas, concretamente, en la Costa del Garraf: 34 años. Los andaluces en la Costa del Sol (28 años), los baleares en las islas (27,7 años) y los vascos en su propio litoral (27,4 años) también registran cifras muy altas de ahorro para la compra de una vivienda.

Cierran la lista los gallegos, que necesitan un total de 15,6 años para comprar una vivienda en las Rías Baixas y 13,1 años en las Rías Altas; los asturianos, con 15,4 años para comprar en la Costa Verde; y los murcianos, que requieren 14,9 años para comprar una vivienda en la Costa Cálida.

Como es habitual en estas fechas, la llegada del verano vuelve a poner al mercado de costa de compra y alquiler en el punto de mira de la demanda inmobiliaria. Sus 8.000 kilómetros de costa sitúan a España como uno de los países que más interés turístico atrae en el mundo. De hecho, nuestro país es, junto a Francia y Estados Unidos, el que más turistas recibe al año, una realidad que hace que la accesibilidad de la demanda nacional al mercado inmobiliario de costa sea más dificultosa.

Las diferencias de renta anual neta media por persona en las comunidades autónomas que disponen de litoral son notables, como también lo son los precios que registran sus mercados inmobiliarios. Así pues, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), País Vasco es la autonomía de costa con mayores ingresos netos medios por persona con 15.813 euros anuales. Le siguen Catalunya (14.170 EUR), Asturias (12.786 EUR), Cantabria (12.748 EUR) y Baleares (12.658 EUR). Cierran la lista Galicia (11.469 EUR), la Comunitat Valenciana (11.332 EUR), Andalucía (9.990 EUR), Murcia (9.850 EUR) y Canarias (9.935 EUR).

Pero, ¿Qué diferencias hay entre las diferentes regiones costeras? ¿A quiénes les cuesta más acceder al mercado de costa de su comunidad? Según las cifras de pisos.com, los catalanes son los que más años de renta neta íntegra necesitan para comprar una vivienda en una de sus costas, concretamente, en la Costa del Garraf, con un total de 34 años. Para ser propietarios en la Costa Brava requieren de 26,2 años y, si deciden comprar en zonas más asequibles como el Maresme o el Costa Daurada, las cifras bajan a 14,9 y 15,4 años, respectivamente.

Para los habitantes de Baleares (27,7 años) y País Vasco (27,4 años) el esfuerzo económico es similar al que realizan los catalanes en la Costa Brava o al que también hacen los andaluces para comprar una vivienda en la Costa del Sol (28 años). En función del litoral andaluz que se analice, las cifras varían notablemente a la baja: 20,7 años en la Costa de la Luz (Cádiz y Huelva), 18,5 años en la Costa Tropical (Granada) y 11,6 años para comprar una vivienda en la costa de Almería.

En Canarias, pese a no registrarse unos precios muy elevados, sus habitantes necesitan un total de 20 años para comprar una vivienda, menos de lo que necesitan los cántabros en su costa (18,7 años). Por su parte, los valencianos necesitan un total de 18,6 años para comprar en la Costa Blanca (Alicante), 15,5 años en la costa de Valencia y 14,9 años en la Costa de Azahar (Castellón). Cierran la lista los gallegos, que necesitan un total de 15,6 años para comprar una vivienda en las Rías Baixas y 13,1 años en las Rías Altas; los asturianos, con 15,4 años para comprar en la Costa Verde; y los murcianos, que requieren 14,9 años para comprar una vivienda en la Costa Cálida.

Ferran Font, director de Estudios de pisos.com, destaca que "resulta muy interesante a la hora de analizar el mercado inmobiliario vacacional el establecer las diferencias no sólo de precio sino de capacidad adquisitiva de la demanda en cada región, pues cada mercado tiene un componente local muy fuerte que se acaba mezclando con la llegada de compradores extranjeros y de turistas". "A la vista de las cifras, vuelve a quedar patente que España es un país con mucha diversidad en su mercado de costa con grandes diferencias entre sus diferentes autonomías que deben ser tenidas en cuenta por los compradores", subraya el experto