Inmodiario

  • Nota de Prensa

Eivissa, Donostia, Madrid y Barcelona son las ciudades con el precio más alto de alquiler por metro cuadrado.

Madrid la ciudad con más alquileres pospandemia.

Casi 7.000 nuevas viviendas en alquiler en Barcelona a consecuencia de la COVID-19.

Donostia manifiesta un leve repunte en el mercado de alquiler tras el estado de alarma.

El impacto de la pandemia sigue haciendo estragos en los diferentes sectores de la sociedad y el mercado inmobiliario no iba a ser una excepción. Si observamos el mercado de venta de viviendas durante los primeros meses de pandemia se puede ver una reducción drástica en las transacciones. Sin embargo, desde el segundo trimestre se puede apreciar una recuperación progresiva de las mismas, llegando incluso a alcanzar niveles prepandemia.

Pero el panorama del mercado de alquiler es muy diferente. El principal efecto de la pandemia de la COVID-19 en este mercado ha sido, en primer lugar, un gran aumento de las ofertas de viviendas destinadas a alquiler, que aumentaron casi un 45% a nivel nacional y, en segundo lugar, una bajada en los precios del alquiler del 6,09% desde el máximo de septiembre de 2020.

Estas cifras a nivel nacional enmascaran realidades paralelas en función de las ciudades. Por un lado, Madrid y Barcelona son las urbes que presentan cambios más drásticos, con una bajada en los precios del alquiler del 11,62% y el 15,87% respectivamente. Además, la oferta de este tipo de viviendas ha aumentado un 76,65% en Madrid y un 64,78% en Barcelona, tendiendo a equipararse con el número de ofertas de viviendas en venta. La ciudad condal ha sido una de las zonas en las cuales se ha producido un mayor aumento en el número de oferta de viviendas en alquiler, pasando de 10.383 viviendas en los años previos a la pandemia a 17.109 inmuebles actualmente.

Por otro lado, en ciudades como Valencia, Zaragoza, Sevilla o Donostia, las viviendas en venta han disminuido desde 2017, mientras que en Málaga, Murcia y Benidorm el nivel se ha mantenido semejante, siendo mucho más significativo en estas ciudades el aumento de inmuebles en alquiler, con una subida entre el 80% y el 142%.

Este impacto en el mercado de alquiler viene determinado por las restricciones de movilidad que han hundido el sector turístico, puesto que, un gran número de residencias turísticas han salido del mercado, con el objetivo de convertirse en viviendas de alquiler convencional por la falta de turistas. Además, el auge del teletrabajo ha permitido que muchas personas dejasen su arrendamiento en grandes ciudades para trasladarse a su ciudad natal.

Ahora bien, si nos centramos en los precios del alquiler, podemos observar cómo Eivissa, Donostia, Madrid y Barcelona son las ciudades con un precio más elevado, ascendiendo el valor por metro cuadrado al mes a más de 14,5EUR en todos los casos. Este coste también es aplicable a hipotecas, ya que se tratan de las ciudades con mayor cuota de toda España. Asimismo, estas cuatro ciudades cuentan con otra característica en común, y es que tienen un porcentaje de ofertas de alquiler sobre ofertas de venta comparativamente alto que oscila entre el casi 40% de Donostia al casi 95% de Barcelona.

Por todo ello, desde UVE Valoraciones, aseguran que el impacto de la pandemia sobre el mercado del alquiler ha sido más notable que sobre el mercado de venta, tanto por las modificaciones de los precios como por las del número de ofertas. Además, apuntan que estos efectos pospandemia podrían revertirse cuando los mercados turísticos se recuperen.