Inmodiario

El Colegio de Registradores, dentro de su Estadística Registral Inmobiliaria del cuarto trimestre, da a conocer el comportamiento en la demanda de vivienda que refleja las tendencias actuales de los españoles durante el transcurso de la pandemia. Para ello se analiza la proporción de pisos y viviendas unifamiliares, la superficie media de las nuevas compraventas, y la proporción de compraventas de vivienda en capitales frente al total de su respectiva provincia.

Las compraventas de vivienda durante el cuarto trimestre han sido de vivienda colectiva (pisos) en un 77,5% y un 22,5% de vivienda unifamiliar. Con respecto al trimestre precedente se ha registrado un incremento en el peso de compraventas de vivienda unifamiliar de 2,10 puntos porcentuales, provocando un nuevo máximo de la serie histórica (desde 2005), acompañados del correspondiente mínimo histórico de los pisos. Un trimestre más, los resultados muestran una intensificación de la preferencia por la modalidad de vivienda unifamiliar, normalmente con mayor superficie media y espacios abiertos (terrazas y jardines).

En el análisis de la superficie media de vivienda, ésta se ha incrementado nuevamente (0,9% sobre el trimestre precedente), registrando su máximo de la serie histórica con 102,1 m2 para el conjunto de vivienda.

En vivienda nueva libre la superficie media transferida se ha elevado a los 110,9 m2, superando el máximo histórico que se alcanzó en el segundo trimestre (110,4 m2). Por su parte, la vivienda usada alcanzó una superficie media de 100,7 m2, que también supone su mayor registro de la serie histórica.

En consecuencia, continúa produciéndose una generalización del crecimiento de la superficie media transferida, ratificando el cambio de preferencias en el actual contexto de crisis sanitaria, demandando preferentemente viviendas con mayor superficie.

El crecimiento trimestral general de la superficie media de la vivienda, el 0,9% en tres meses, es proporcionalmente mucho mayor que el acumulado de los últimos doce meses, que ha sido del 2,2%, intensificando claramente la tendencia hacia una mayor superficie.

Atendiendo exclusivamente a las compraventas de pisos desagregados según la superficie, se confirma la focalización de la demanda en los pisos más grandes. Como se ve en el siguiente gráfico, en el cuarto trimestre el 52,4% de las compras de pisos han sido de superficie superior a 80 m2, registrando un incremento muy significativo, de 1,9 puntos porcentuales con relación al cuarto trimestre del año anterior. Los pisos entre 60-80 m2 han supuesto el 28,0%, los de superficie entre 40-60 m2 el 16,4% y los de menos de 40 m2 el 4,2%.

En la Estadística Registral Inmobiliaria un informe para medir el peso de las compraventas de vivienda en las capitales de provincia con respecto al total de la provincia correspondiente.

De las ocho capitales de provincia con mayor número de habitantes, en seis de ellas el peso relativo de compraventas de vivienda con respecto a su provincia se ha reducido con respecto al trimestre precedente.

Tomando, por ejemplo, las cinco grandes capitales de provincia, Madrid ha registrado en el último trimestre un peso del 42,7%, mientras que en 2015 suponía el 57,7% de las compraventas de la provincia y el trimestre precedente el 47,3%.

En Barcelona el peso es del 22,2%, a mediados de 2014 representaba el 36,1% de las compraventas de la provincia y el trimestre precedente el 23,8%. Valencia muestra un peso del 25,7%, a finales de 2016 estaba en el 37,3% y el trimestre precedente en el 28,1%. Sevilla registra el 34,6% de las compraventas de vivienda de la provincia, mientras que en 2016 superaba el 50%, y el trimestre precedente el 36,8%. Finalmente, Zaragoza registra un peso del 66,9%, hace apenas un año alcanzaba el 75,4% y el trimestre precedente el 72,2%.

Los datos anteriores apuntan de nuevo a la tendencia detectada de búsqueda de vivienda en núcleos poblacionales con menor densidad, debiendo confirmarse en posteriores trimestres dado que son modificaciones en la forma de vida, con consecuencias familiares y personales relevantes, que requieren un cierto plazo de tiempo para materializarse.

Las compraventas de viviendas inscritas descendieron el 3,1%

Debido a la situación económica y sanitaria vivida durante el pasado año, se incluye en esta nota del cuarto trimestre un resumen del mismo recopilando los datos de compraventas e hipotecas, totales y de viviendas, ya publicados en los avances de meses anteriores, con objeto de evaluar la evolución global del trimestre.

En la comparación del cuarto trimestre con el mismo período de 2019, se sigue apreciando el impacto económico de la pandemia, con una evolución algo más positiva en este cuarto trimestre, mostrando un ligero aumento del 0,3% en las compraventas totales, y una disminución del 3,1%, en las compraventas de vivienda, mejores datos que los del tercer trimestre, en el que descendieron el 16,6%.

Si observamos la financiación, el número de hipotecas constituidas mediante su inscripción registral descendió anualmente en mayor medida que las compraventas, -10,1% las hipotecas totales, y algo menos, -5,8%, en las hipotecas sobre vivienda.

A continuación se presenta, como es habitual, la Estadística Registral Inmobiliaria del Colegio de Registradores correspondiente al cuarto trimestre, donde destacamos lo siguiente:

Compraventas inscritas

Entre octubre y diciembre se inscribieron en los registros de la propiedad 113.799 compraventas de vivienda, con un incremento del 11,4% sobre el trimestre anterior.

En vivienda nueva se han registrado 22.842 compraventas, creciendo el 0,9% sobre el tercer trimestre. La vivienda usada, con 90.957 operaciones, creció el 14,3% trimestral.

Con respecto al mismo trimestre de 2019 el descenso interanual del cuarto trimestre ha sido del 16,7%. En los últimos doce meses se han inscrito 419.898 compraventas de vivienda, retrocediendo a niveles anuales de la primera mitad de 2017.

Compras de extranjeros

En el cuarto trimestre la compra de viviendas por extranjeros se sitúa en el 10,7% de las compras de vivienda, por debajo del 11,4% que supuso en el tercero.

Por el contrario, en términos absolutos, al haberse producido un incremento en el total de compraventas sobre el trimestre anterior, se ha registrado un incremento del volumen de compras por extranjeros al alcanzar más de 11.800 operaciones, frente a las cerca de 11.400 inscritas durante el tercer trimestre. Las nacionalidades que encabezan las compras han sido británicos (14,5%), franceses (8,3%), alemanes (8,1%), marroquíes (7,4%) y belgas (6,1%).

Los datos por CC.AA. muestran que las compras por extranjeros han sido encabezadas por Illes Balears (32,7%), Canarias (22,5%), Comunidad Valenciana (21,7%), Región de Murcia (19,4%), Cataluña (11,4%) y Andalucía (11,3%).