Inmodiario

La variación anual del Índice de Precios de Vivienda (IPV) en el cuarto trimestre de 2019 disminuye más de un punto y se sitúa en el 3,6%, la más baja desde el primer trimestre de 2015, según publica el Instituto Nacional de Estadística (INE) .

Son seis los trimestres consecutivos en los que los precios de la vivienda presentan tasas interanuales positivas, pero la ralentización de las subidas revela el cansancio del comprador, ante el aumento de las dificultades de acceso a la adquisición de una casa.

Este menor incremento impacta más en el mercado de la vivienda nueva, cuya tasa alcanza el 5,3%, 1,3 puntos por debajo de la registrada el trimestre anterior. Por su parte, la variación anual de la vivienda de segunda mano baja un punto, hasta el 3,4%.

La variación trimestral del IPV general en el cuarto trimestre de 2019 es del -0,6%.

Por tipo de vivienda, los precios de la vivienda nueva bajan dos décimas entre el tercer y cuarto trimestre. Por su parte, los precios de la vivienda de segunda mano disminuyen siete décimas.

La tasa anual del IPV disminuye en 10 comunidades autónomas en el cuarto trimestre respecto al tercero, y aumenta en las siete restantes.

Los mayores descensos se producen en País Vasco, Andalucía y Comunidad de Madrid, con bajadas de 1,9, 1,8 y 1,7 puntos, respectivamente.

Por su parte, Castilla y León, Región de Murcia y Principado de Asturias registran los mayores incrementos en sus tasas anuales, con subidas de nueve, nueve y ocho décimas, respectivamente.

Los precios de la vivienda presentan tasas trimestrales positivas en 10 comunidades autónomas.

La mayor subida se produce en Castilla y León, con un incremento de ocho décimas. Por su parte, País Vasco (-1,9%) y Comunidad de Madrid (-1,7%) registran las mayores bajadas trimestrales.