Inmodiario

De acuerdo con la Encuesta sobre Préstamos Bancarios del Banco de España, durante el cuarto trimestre de 2019 se produjo en España, en todas las modalidades, un ligero endurecimiento de los criterios de concesión, mientras que en la Unión Económica y Monetaria (UEM) este solo afectó a los préstamos a hogares para consumo y otros fines.

En este mismo segmento, las condiciones generales de los nuevos préstamos se suavizaron, tanto en España como en el conjunto de la eurozona, si bien en nuestro país, además, se observó un leve endurecimiento de las condiciones en los créditos a familias para adquisición de vivienda.

La demanda de crédito en España se habría reducido en todas las modalidades, mientras que en el conjunto de la UEM habrían descendido las solicitudes de fondos provenientes de sociedades y habrían aumentado las de los hogares.

Según las entidades encuestadas, las medidas regulatorias y supervisoras de capital, apalancamiento o liquidez no habrían tenido en España un impacto apreciable sobre la oferta de crédito en el segundo semestre de 2019, mientras que en la eurozona habrían propiciado un cierto endurecimiento.

Por otra parte, la ratio de morosidad habría contribuido a un endurecimiento de los criterios de concesión de créditos (en los créditos para consumo en España y en los otros dos segmentos en la UEM).

Por último, respecto a las TLTRO III del Banco Central Europeo, la participación de las entidades fue escasa en la subasta de septiembre, y aumentó significativamente en la de diciembre, atraídas fundamentalmente por las favorables condiciones de esta financiación.

Crédito a hogares para adquisición de vivienda

Según las contestaciones recibidas, los criterios de aprobación de los créditos a los hogares para adquisición de vivienda se endurecieron ligeramente en España durante el cuarto trimestre de 2019, como consecuencia, fundamentalmente, del deterioro de las expectativas sobre la situación económica general.

Los restantes factores no habrían tenido ningún impacto sobre la oferta de fondos. Por su parte, las condiciones generales aplicadas en estos préstamos también se endurecieron moderadamente, debido, principalmente, a una mayor percepción de riesgos y a una menor tolerancia a estos por parte de las entidades, si bien la presión competitiva ejerció alguna influencia en sentido contrario.

Un análisis más detallado revela un ligero aumento de los márgenes aplicados tanto en los préstamos ordinarios como en los de mayor riesgo, y un cierto incremento de los gastos distintos a los intereses, manteniéndose estables el resto de las condiciones. Por último, el porcentaje de peticiones de fondos rechazadas habría disminuido levemente.

La demanda de fondos para adquisición de vivienda se redujo con intensidad entre octubre y diciembre de 2019, registrándose la mayor caída desde 2013. Según las entidades, esta evolución se debió, principalmente, al empeoramiento de las perspectivas relativas al mercado de la vivienda y a una menor confianza de los consumidores; y, en menor medida, a los cambios regulatorios o fiscales del mercado, al aumento de la financiación con fondos propios y a un mayor recurso a otras fuentes de financiación externa.

De cara al trimestre en curso, las entidades encuestadas anticipaban que los criterios de concesión de préstamos se mantendrían estables en los segmentos de financiación a las empresas y a los hogares para adquisición de vivienda, y que se volverían a endurecer ligeramente en el de préstamos a familias para consumo y otros fines.

Por el lado de la demanda, de cumplirse sus previsiones, las peticiones de fondos seguirían disminuyendo algo en el segmento de sociedades y se mantendrían sin variaciones en los de hogares.

  • Tags