Inmodiario

Los precios del mercado residencial español siguen registrando una evolución al alza en gran parte del país. Así, habiéndose cumplido el tercer trimestre de 2018, el precio medio de la vivienda en España ha experimentado una subida de un 4% interanual desde los 1.615 euros/m2 del tercer trimestre de 2017 a los 1.680 euros/m2 de finales del tercer trimestre del año en curso. De seguir a este ritmo, y tal como anunciaba donpiso en informe sectorial del pasado mes de agosto, el precio de la vivienda habrá aumentado un 3% interanual a finales de 2018, lo que situará el precio por metro cuadrado en los 1.700 euros respecto a los 1.650 euros/m2 registrados a principios de año.

Por zonas, Madrid, Catalunya, el litoral valenciano, País Vasco, Baleares y Canarias son las regiones cuyos mercados registrarán mayores subidas, con incrementos de hasta un 6% interanual. En este sentido, la tendencia al alza de los precios en el mercado inmobiliario residencial se debe al aumento del crédito financiero, al crecimiento global de la economía española, al interés internacional y la descompensación entre oferta y demanda.

En cuanto al tiempo necesario para la venta de un inmueble, la media en España se fijó en los 6,5 meses durante el tercer trimestre del año, 15 días más rápido que en la media de los primeros dos trimestres (7 meses). En las regiones de máxima efervescencia inmobiliaria mencionadas, el tiempo necesario para vender un inmueble se redujo a 3 meses.

"El precio de la vivienda en España sigue recuperándose desde mínimos tras tocar fondo hace cinco años, pero lo hace de forma paulatina y a dos velocidades. Por una parte, están las capitales de provincia, grandes ciudades y zonas turísticas, con un incremento exponencial; por otro, el resto de regiones y municipios, que en estos momentos ya registran precios estables y sin expectativas de cambio", indica Emiliano Bermúdez, subdirector general de donpiso.

En este contexto, donpiso ha cumplido con su plan de expansión en la primera mitad del año llegando a las 117 oficinas en España con la apertura de 15 nuevas oficinas. La presencia de la inmobiliaria sigue creciendo en España a partir de su red de 33 oficinas de propiedad y sus 84 franquicias, con un equipo profesional que supera los 600 trabajadores.