Inmodiario

Las inversiones inmobiliarias cerraron el tercer trimestre del año con un total acumulado desde enero de 9.600 millones de euros en volumen de inversión en activos inmobiliarios no residenciales. Por sectores, el retail acaparó el 35% de las inversiones con hasta 3.360 millones, por encima del sector oficinas, el cual se quedó en el 28% (2.688 millones de euros). Por su parte, el sector hotelero representó el 25% del mercado (2.400 millones) y el logístico el 12% restante (1.152 millones).

En comparativa interanual, estas cifras están muy por encima de los datos registrados por el sector terciario en los tres primeros trimestres de 2016. Y es que de enero a septiembre del año pasado se registraron inversiones por un total de 6.500 millones de euros, lo que significa un alza interanual del 47,7%. Así, todos los segmentos de actividad han experimentado una tendencia ascendente respecto al mismo periodo de 2016: +36% en retail (2.470 millones en 2016), +65,4% en oficinas (1.625 millones en 2016), +75,8% en hoteles (1.365 millones en 2016) y +10,8% en logística (1.040 millones en 2016).

"El sector lleva ya cuatro años encontrando buenas oportunidades para la inversión en España, tanto para los inversores nacionales como para los extranjeros, y eso se nota en la envergadura de los proyectos y el nivel de los agentes involucrados. El mercado siguió comportándose en el tercer trimestre con la misma solvencia en cuanto al número y volumen de las operaciones, lo que configura un escenario muy positivo también de cara a final de año", asegura Gerard Marcet, socio fundador de Laborde Marcet.

Si se centra el análisis en el tercer trimestre del año, en el período julio-septiembre se movieron un total de 3.370 millones en operaciones inmobiliarias no residenciales, un 24,4% más que en el segundo trimestre (2.710 millones) pero un 4,2% menos que en el primero (3.520 millones). De seguir esta línea durante el último trimestre del año, el sector inmobiliario terciario llegaría una inversión inmobiliaria total de 12.800 millones de euros, lo que supondría un aumento de casi el 15% respecto a los datos registrados durante el 2016, cuando la cifra se quedó en los 11.134 millones de euros en inversiones.