Inmodiario

  • OPINIÓN
Editor de InmoDiario.

MADRID.   Los concursos de acreedores de empresas inmobiliarias continuarán en 2009, ejercicio que podría convertirse en el peor de la historia para el sector, dado que "no encara el nuevo año con factores que indiquen una mejora", según coinciden en apuntar distintos expertos consultados por Europa Press.

   Menor coincidencia existe en determinar la clave para la recuperación de este negocio. Mientras los promotores señalan al restablecimiento del crédito, el ámbito financiero apunta a una bajada de los precios de los pisos.

   La reducción de los tipos de interés es citado como el único factor positivo, aunque algunas fuentes financieras indican que tampoco servirá para dinamizar la demanda de vivienda, dado el aumento de las primas de riesgo que están aplicando los bancos.

   Con todo, la mayoría de los expertos consultados coinciden en que 2009 podría pasar a la historia como peor ejercicio de la historia en el sector en caso de que "no se produzcan cambios significativos" en los datos de oferta y demanda con que arranca.

   "No hay datos significativos que lleven a pensar que el sector va a mejor. Continuará la reducción del número de empresas del ramo", según Pedro Pérez, secretario general del G-14, el grupo de las trece primeras inmobiliarias. "Queda un año y medio o dos años de travesía del desierto", indicó.

   En cuanto a las empresas que presentan mayor riesgo, el G-14 apunta a aquellas con mayor exposición financiera, a las de menor tamaño ("en la medida en que presentan menos problemas para las entidades financieras no encuentran tanta comprensión"), y aquellas que centraron su negocio en las segundas residencias o en las viviendas en la costa.

AVALANCHA DE CONCURSOS.

   "Se registrarán más caídas y algún batacazo gordo", indica en el mismo sentido la directora del área inmobiliaria y socia del despacho Gómez Acebo y Pombo, Vitoria Llavero. "Estamos totalmente seguros de que habrá muchos más concursos, dado que muchas empresas verán que están al límite cuando cierren el ejercicio, y las grandes seguirán cayendo", señalaron desde Iure, despacho especializado en derecho concursal que incluso prevé una "avalancha de concursos" a principios de ejercicio.

   Desde el sector financiero se limitan a apuntar que 2009 será "con seguridad un año más difícil y de mayor complicación, en el que se duplicará la morosidad", esto es, habrá más problemas para pagar los créditos, explicaron en fuentes de las cajas de ahorros.

   No obstante, desde Ofilegal, despacho también especializado en concursos, consideran, como parte positiva de la situación, que redundará en una "limpieza del sector". "Desaparecerán empresas sin experiencia que se metieron en el sector al calor del 'boom' y llamados por una forma fácil y rápida de generar ganancias", aseguran.

   Martinsa Fadesa, Habitat, Tremón y Llanera son los primeros y mayores casos de insolvencia declarados en el último año y medio en el sector. Según datos de Axesor, sólo en el tercer trimestre de 2008 se declararon insolventes un total de 167 empresas del sector, cifra que multiplica por cinco a la del mismo periodo de 2007.

CLAVES DE LA RECUPERACION.

   En cuanto a la clave de la posible recuperación, para los promotores pasa por que la financiación vuelva al sector (tanto a promotores, como a compradores) y que se detenga la destrucción de empleo, según señaló el G-14.

   "Sin financiación no se venden las viviendas, y sin ventas no se empezarán a construir nuevos pisos y a crear empleo", explicó Pedro Pérez, que estima que en 2009 se podrían iniciar la construcción de menos de 150.000 nuevas viviendas, la tercera parte de la demanda estructural del país.

   En la misma línea se pronuncia la socia de Gómez Acebo y Pombo ("mientras los bancos no aflojen la financiación, los promotores no podrán construir", indicó), aunque también estima que existe un desajuste entre oferta y demanda de vivienda. "A los vendedores les sigue costando mucho bajar los precios, mientras el comprador espera nuevas bajadas", consideró.

   Precisamente, este desequilibrio entre el precio ofrecido y el que los compradores están dispuestos a pagar es la clave de la recuperación del sector para las fuentes de las cajas de ahorros consultadas por Europa Press.

   Estas fuentes indican que en lo que al sector inmobiliario respecta, el problema no es que no haya crédito, es que no hay demanda de crédito, porque no hay actividad". "Y el que acude a pedirlo es porque tiene un problema de deuda", aseguraron.

 

Editor de InmoDiario.