Inmodiario

Los años duros de la crisis económica, con decenas de miles de familias imposibilitadas de hacer frente al pago de las hipotecas, han pasado, y esa realidad empieza a percibirse.

Las ejecuciones hipotecarias de vivienda habitual de personas físicas en España se situaron en 4.274 en el primer trimestre de 2017, lo que supone una caída del 30,6% en comparación con el mismo periodo de 2016, según la estadística de ejecuciones hipotecarias publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Las ejecuciones hipotecarias sobre otras viviendas fueron 1.256, un 28,2% menos.

El total de ejecuciones correspondientes a personas físicas fue de 5.530, un 30,1% menos. Por su parte, en el caso de las personas jurídicas la cifra fue de 3.623 (6,4%). De esta manera, en total las viviendas ejecutadas se situaron en 9.153 entre enero y marzo, con una caída del 19,1%. Las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas concentraron el 53,8% del total de ejecuciones hipotecarias en el primer trimestre de 2017.

Además, el 12,6% de las ejecuciones hipotecarias en el primer trimestre son sobre viviendas nuevas y el 87,4% sobre usadas. El número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas nuevas bajó un 23,2% interanual y el de usadas lo hizo un 18,5%.

El 20,1% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas sobre viviendas de enero a marzo corresponde a hipotecas constituidas en el año 2007, el 15,7% a préstamos constituidos en 2006 y el 10,3% a hipotecas de 2008. El periodo 2005-2008 concentró el 55,2% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas.

En conjunto, el número de inscripciones de certificaciones por ejecuciones hipotecarias sobre el total de tipos de fincas iniciadas en los registros de la propiedad en el primer trimestre de 2017 fue de 17.000, lo que supone un 12,1% menos que en el mismo periodo de 2016.

Las comunidades con mayor número de certificaciones por ejecuciones hipotecarias sobre el total de fincas en el primer trimestre fueron Andalucía (4.768), Valencia (2.968) y Cataluña (2.598). Por su parte, Navarra (96), Cantabria (102) y La Rioja (103) registraron el menor número.

En el caso de viviendas, Andalucía (2.661), Valencia (1.588) y Cataluña (1.483) presentaron el mayor número de ejecuciones, mientras La Rioja, Navarra (ambas con 67) y País Vasco (79) tuvieron los menores.

  • Tags