Escritor y Formador inmobiliario. Arquitecto Técnico. Agente de la Propiedad Inmobiliaria. Correo...
Inmodiario

Madrid.   Hace unos cuatro años se fraguó un acuerdo entre el CRS norteamericano  y la empresa española UCI,  líder  en la comercialización de préstamos hipotecarios a través de los profesionales del sector inmobiliario, acuerdo, del cual personas como Fernando García Erviti y Dionisio Escarbajal, fueron exitosos mediadores. Entre los acuerdos de colaboración entre ambas entidades figuraban la edición / traducción  de la revista de formación del CRS, el apoyo de UCI en España a la asistencia a las convenciones del CRS (Sell-a-bration), la edición del libro SOLD y la puesta en marcha de cursos CRS.  Hoy vamos a hablar aquí del primero de ellos.

La Revista Inmobiliarios  es una  revista de publicación  trimestral que UCI pone en el mercado de los agentes inmobiliarios  como –según leemos en su web- parte de su compromiso institucional para el desarrollo de la profesión inmobiliaria. Al inicial proyecto de traducción del original americano se pasó a la preparación de una revista específica para el sector español pero en la que las referencias y soporte CRS sería importante. Y así ha sido a lo largo de estos tres últimos años.

Esta  revista se distribuye a través de correo postal en toda España, tiene perioricidad  trimestral y su último número, del cuál presentaremos la adecuada reseña en este periódico, corresponde al  14 (Julio de 2009). Su director es Fernando García Erviti, de dilatada,  probada y variada experiencia en el Sector Inmobiliario y es a él al que le formulamos las siguientes preguntas:

 

1   Hemos recogido últimamente opiniones muy encontradas acerca de las ventajas e inconvenientes  que representan las revistas de papel frente a las digitales. ¿Cuál es su opinión al respecto?

Simplemente, son dos cosas diferentes. Pero yo las clasificaría primero en buenas y malas, y de ambas clases hay en cualquier formato. Nosotros queremos hacer una buena revista y ése es el reto al que nos enfrentamos en cada número, desde la portada hasta la última página.

Leer lo que se dice leer, la gente casi siempre lee en el papel. Nuestra experiencia es que la gente cuando quiere leer un artículo, lo imprime. La impresión en imprenta es mejor , ofrece las páginas correctamente encaradas...

Los medios digitales son muy inmediatos, pero han de ser breves. Se ha estado hablando mucho de los libros digitales pero nadie quiere leer por medio de ese formato. Quema la vista.

Cada medio es distinto y lo que se cuenta y la forma en que se cuenta, ha de ser diferente. Repárese en la Radio y en la Tv, los lenguajes son distintos en ambos medios pero ambos coexisten sin problema. En fin, yo estoy seguro que hay sitio para unos y otros formatos, siempre y cuando se haga con calidad e inteligencia.


2   Leemos que su publicación se distribuye a través de los comerciales de UCI en todas las agencias inmobiliarias de España y a través de otros canales. ¿Cuál puede ser, pues, el alcance o difusión de su revista?

Empezamos imprimiendo 30.000 ejemplares. Parte de ellos van a suscriptores y se envían por correo a personalidades del sector e institucionales, pero la mayoría va a inmobiliarios de a pie, al profesional de la intermediación inmobiliaria residencial, quién es realmente al que va dirigida la publicación.

La tirada se distribuye en su gran mayoría  y hay algunos números de los que ni siquiera  nos queda “stock”,  pero en vista de la evolución del sector, actualmente hemos reducido la tirada a 15.000 ejemplares. Eso sí la gente espera la publicación de cada número y  son muy frecuentes las llamada a UCI por parte de sus lectores, en cuanto se produce el mínimo retraso.


3   Hemos visto que en su revista hay colaboradores, múltiples y muy variados, del  sector inmobiliario. Da la impresión que la misma tiene un fuerte atractivo para ellos. ¿Cuáles son a su juicio esas fuentes de atracción? ¿Qué puntos fuertes pueden observarse en su publicación?

En realidad es la única revista que se dirige exclusivamente a un sector  tan atomizado y  poco estructurado, y al que no es fácil llegar. No nos dirigimos al mundo de la Promoción, de la Construcción, de la Consultoría empresarial, Comercial, etc., que son los subsectores que tradicionalmente ha nutrido las páginas de publicidad de las llamadas revistas del sector. Por otra parte, está centrada en la Formación, algo que es muy necesario para un oficio en el que predomina el autodidacta.

Cuidamos mucho el diseño, la expresividad de las imágenes, la calidad del papel  y de la impresión. También la portada, pues hasta que no damos  con ella no sentimos que el número tenga vida propia. Queremos trasmitir  al agente inmobiliario que él también se merece tener un medio profesional impreso, moderno y de calidad.

Esas son, según creo, las marcas distintivas que han dibujado  ese marco amplio en el que vive la revista Inmobiliarios.


¿Cuál es, personalmente, su sección preferida?

Mi ojito derecho es la que más frustraciones me produce y  es, precisamente, la de la participación externa de los agentes inmobiliarios a los que va dirigida. Que los lectores opinen y participen es lo más difícil de conseguir en esta profesión nuestra, tan autista.


5 ¿ Qué temas preocupan más a sus lectores?

Es muy difícil saberlo, por la escasa participación de la gente. Nosotros creemos que es bueno ir sembrando estándares, formas de trabajo eficientes, normas éticas... Apostamos fuertemente para que la gente entienda que, para salir adelante, el colectivo profesional debe dotarse de todas esas cosas. El interés con el que se nos sigue creo que nos indica que estamos en el buen camino.


¿Qué puede hacer una revista como Inmobiliarios respecto de sus lectores? ¿Qué cosas puede facilitarles en su tarea?

El agente inmobiliario está muy sólo. Nadie le enseñó a serlo, Ni siquiera existe un modelo al que atenerse para saber si estamos trabajando correctamente o no. Creo que la revista Inmobiliarios está despertando una cierta conciencia en este sentido y está difundiendo los modelos existentes en otros entornos profesionales más desarrollados. Además aportamos consejos prácticos y recomendaciones  sobre muchos de los problemas con los que se enfrenta  el profesional día a día.


7    En su portal  www.revistainmobiliarios.com hemos visto otros interesantes temas, como el barómetro inmobiliario y un blog, ¿qué relaciones guardan con la revista de papel?

Todos esos temas son otros recursos que usamos para comunicarnos con nuestros lectores y para extraerles, con sacacorchos, información acerca de lo que piensan y les preocupa  y reflejarlo en cada número de la revista. Queremos que se vean reflejados en sus páginas y que entiendan que no es nuestra revista, sino la suya.  Es un reto importante.


¿Prevé usted algún cambio próximo para la revista, por ejemplo la descarga en PDF del ejemplar actual o quizás su edición digital?

Los “pdf” de cada artículo están disponibles en la web, para los usuarios registrados en la misma. También los distribuye UCI en la Intranet que mantiene para sus agentes colaboradores. Creemos que es suficiente de momento y que el mundo de los medios digitales está bien cubierto, así que preferimos mantenernos en este nicho que nos hemos creado como la única revista dirigida exclusivamente a los profesionales de la intermediación inmobiliaria.


Más cosas interesantes han surgido en la conversación con Fernando, que  en muchos aspectos auguran futuros encuentros.

Finalmente, damos las gracias a Fernando, felicitándolo por la excelente revista que está pilotando,  que cabe ya calificarla como de referencia en el sector de la Intermediación Inmobiliaria. 

 

Nota:

Fernando García Erviti es Arquitecto y obtuvo un master en una universidad americana como becario de la Fundación Fullbright. Tras un breve paso por la enseñanza y la administración llegó a este mundo inmobiliario primero en Citibank y luego en el Banco Zaragozano de los “Albertos”, donde fue responsable de la adquisición y venta de activos, incluyendo los procedentes de la morosidad en la anterior crisis inmobiliaria.

Saltó al otro lado para organizar redes de comercialización de este tipo de activos, empezando por la entonces ERA / Look&Find y siguiendo con la consultoría en la adquisición y gestión de paquetes de propiedade bancarias para inversiones internacionales como Cargill Financial o Morgan Stanley.

Precursor en los medios digitales, creó en 1997 su primera web inmobiliaria denominada Joyas Inmobiliarias, especializada en la venta de edificios históricos y en 1999 fundó el portal inmobiliario Inmoclick, que dirigió hasta su venta a la firma Homestore, el creador de Realtor.com para la NAR.

Para UCI escribió el libro “SOLD, la profesión inmobiliaria en USA” junto con Dionisio Escarabajal y ha desarrollado los acuerdos de UCI con CRS, el órgano de formación para agentes residenciales de la NAR mediante los cuáles se están impartiendo los cursos y la titulación de esta institución, se organiza la asistencia a sus convenciones y cursos, y se realiza la Revista Inmobiliarios.

Escritor y Formador inmobiliario. Arquitecto Técnico. Agente de la Propiedad Inmobiliaria. Correo...