Editor de InmoDiario.
Inmodiario

 LAS PALMAS DE GRAN CANARIA.   La Asociación de Empresarios de Constructores y Promotores de la provincia de Las Palmas ha asegurado que actualmente existe demanda para la compra de viviendas y han acusado del recorte en este sentido a la banca.

   "En este momento no es cierto que no haya demanda, hay demanda, lo que no hay es financiación, lo que no hay es voluntad de las entidades financieras de prestar a quien prestaba y, por tanto, hay demanda y hay vivienda; a través de acuerdos específicos con el Gobierno --regional-- se puede movilizar ese stock", subrayó la presidente de la citada Asociación, María de la Salud Gil, en declaraciones a Europa Press.

   Respecto al papel que están jugando actualmente las entidades financieras, señaló que "están ejerciendo en este momento una competencia casi desleal con el sector promotor inmobiliario, puesto que están vendiendo directamente viviendas". En este sentido, incidió en que esto "perjudica mucho más" al sector y "pervierte de alguna forma la estructura del tejido productivo".

   Gil afirmó que en España el stock de vivienda se estima en un millón aunque en Canarias se desconoce la cifra.

   Por otro lado, criticó que se le tache al sector inmobiliario de generador de la crisis. "Ya está bien que el sector inmobiliario tenga que estar soportando y, además en silencio, esa especie de espada de damocles que todo el mundo le ha puesto encima en relación con la burbuja inmobiliaria cuando en realidad lo que ha generado todo este problema es una burbuja financiera y desde luego no soy yo quien me lo he inventado", apuntilló.

   En este sentido, reconoció que el sector inmobiliario está actualmente en una situación "realmente preocupante en general pero en Canarias en particular". Gil agregó que Canarias tiene una "doble debilidad en este subsector" y apuntó que el stock de viviendas libres existentes podrían canalizarse a través de los planes de vivienda protegida, incluso sin necesidad de protegerlas, sino protegiendo al ciudadano, al comprador".

OBRA PÚBLICA

   Gil también se refirió a la inversión en obra pública, ya que señaló que "es determinante" aunque reconoció que "está claro que hay una falta de liquidez importante". Por ello, abogó por fórmulas de financiación centradas en la cooperación público-privada, contando con la colaboración de las entidades financieras para que apuesten por esta modalidad porque "no sólo hay que invertir, luego hay que pagar".

   En este sentido, reconoció que las administraciones públicas "en este momento están ejerciendo una morosidad" producida en "toda la escala productiva inferior", tales como materiales de construcción o cementeras, y "sino se paga al contratista principal, el contratista principal tiene problemas para pagar a toda la cadena productiva".

   Al respecto, apuntó que se dirigirán a la Consejería de Hacienda del Gobierno canario con el fin de que ésta "emita una instrucción específica a todas" las consejerías a efecto de que la 'toma de razón', consistente en que el empresario renuncia a cobrar directamente de la administración y esta le paga a la entidad financiera la obra que le ha sido adjudicada, de tal forma que supone "una garantía para la entidad financiera y eso permite poner liquidez en el mercado".

REUNIÓN CON RIVERO

   Gil adelantó que el próximo martes, la Asociación prevé reunirse con el presidente canario, Paulino Rivero, para hacerle llegar una batería de propuestas "concretas" del sector, así como un análisis de la situación actual.

   Añadió que estas estarán dirigidas "a dar salida" al stock de vivienda y a la inversión en obra pública no sólo a través de "medidas de cooperación público-privada" sino con el propósito de convencer a la banca de que de "alguna manera" juegue en el "mismo campo".

   En relación con las entidades financieras, incidió en que durante "muchísimos" años han estado "sobretasando las viviendas para poder incluir en las hipotecas créditos al consumo en cubierto" lo que "ha presionado sobre los precios de mercado y se ha producido lo que se ha producido".

   Por ello, incidió en que "no es el sector de la promoción inmobiliaria quien ha arruinado a este país ni a ningún otro sino, todo lo contrario, ha sido el sector junto con el turismo quienes ha sacado las castañas del fuego a esta tierra".

   Respecto al papel que está ejerciendo el Ejecutivo regional, apuntó que "como todos los gobiernos está haciendo intentos pero muchas veces infructuosos" de impulsar acciones. De todos modos, reconoció que existe una serie de medidas, como la simplificación o los reavales, que "pueden ser interesantes" si Gobierno canario y constructores se coordinan porque las acciones para dicho sector deben ser "globales".