Inmodiario

Entre el 21 de octubre y el 9 de diciembre, destacados expertos en la historia de la arquitectura española del siglo XVIII protagonizarán un ciclo de conferencias en torno a la figura y la obra de Francisco Sabatini (Palermo 1721-Madrid 1797), arquitecto e ingeniero real al servicio de Carlos III y Carlos IV entre los años 1760 y 1797 y autor de obras tan emblemáticas en Madrid como la Puerta del Alcalá, la Casa de Aduanas, el Palacio de Godoy o la Puerta del Real Jardín Botánico.

La iniciativa se enmarca en el amplio programa cultural con el que el Ayuntamiento de Madrid rinde homenaje a Sabatini en el tricentenario de su nacimiento. El plazo de inscripción para asistir a estas conferencias se abre este lunes, 11 de octubre, a las 10:00 h en la página web. Las citas tendrán lugar los jueves, a las 18:00 h, en la Sala Guitarte de Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Catedráticos, académicos, críticos de arte y ensayistas nacionales e internacionales ofrecerán una aproximación a la figura y obra de Francisco Sabatini desde la historiografía y las nuevas aportaciones científicas y acercarán a los asistentes el significado de la obra y la personalidad de un arquitecto tan decisivo para la ciudad. Una ciudad que él pensó y construyó en términos europeos y cosmopolitas, distanciándose de tradiciones locales y maneras nacionales.

Sabatini en Madrid

Sabatini, ya convertido en un prestigioso arquitecto en su país de origen, llegó a Madrid en 1760, cuando Carlos III iniciaba su reinado.

Su presencia fue fundamental para la ciudad, pero no estuvo exenta de polémicas y críticas de sus contemporáneos, ya que su actividad, cargos, honores y reconocimientos supusieron casi una afrenta para arquitectos tan notables como José de Hermosilla, Ventura Rodríguez o el mismísimo Juan de Villanueva.

Lo proyectó y construyó casi todo, aunque sus arquitecturas pasaran tantas veces desapercibidas o criticadas, entendidas como meras construcciones. Y, sin embargo, fue el arquitecto de la ciudad en el sentido moderno y político de la expresión, como demuestran tantos de sus edificios, de la Aduana a la Puerta de Alcalá, de San Francisco el Grande al Hospital General de Atocha o el Jardín Botánico, incluido su megalómano proyecto, no construido, de ampliación del Palacio Real de Madrid.

Repensar estos problemas a la luz de los nuevos estudios y planteamientos historiográficos es la tarea que se propone este ciclo de conferencias.