Inmodiario

Se espera que, de aquí a diciembre, momento hasta el cual se alargará la acción, se produzcan 792 kilos de alimentos.

MERLIN Properties, su Oficina de Sostenibilidad y Movilidad y FUNDACIÓN JUAN XXIII RONCALLI han decidido donar al Banco de Alimentos toda la producción de los diferentes huertos urbanos empresariales que gestionan para ayudar a familias en grave riesgo de exclusión social.

La iniciativa cuenta con el apoyo de Grupo VASS, Ferrovial Servicios, Ashfield Healthcare, Metrovacesa, Carburos Metálicos y SAS, empresas en cuyos complejos empresariales se encuentran instalados los diferentes huertos urbanos.

Como consecuencia de la cuarentena y la puesta en marcha del teletrabajo, muchas oficinas se encuentran actualmente vacías. Por ello, de manera conjunta, MERLIN Properties, su Oficina de Sostenibilidad y Movilidad y FUNDACIÓN JUAN XXXIII RONCALLI, que lleva más de 50 años trabajando por la inclusión social y laboral de personas con discapacidad intelectual, han decidido donar a Bancos de Alimentos de Madrid toda la producción de los diferentes huertos urbanos empresariales que gestiona.

Con el objetivo de ayudar a familias en riesgo de exclusión social, desde los servicios de Soluciones Verdes de FUNDACIÓN JUAN XXIII RONCALLI, como responsables de la instalación y el mantenimiento de los huertos, han propuesto poner en marcha esta acción solidaria de manera conjunta con las entidades participantes en la gestión de los mismos. En concreto, MERLIN Properties, propietaria de los edificios donde se ubican, y su Oficina de Sostenibilidad y Movilidad. Además, también cuentan con el apoyo de Grupo VASS, Ferrovial Servicios, Ashfield Healthcare, Metrovacesa, Carburos Metálicos y SAS, que tienen sus oficinas instaladas en los complejos empresariales donde se encuentran los huertos y cuyos trabajadores venían participando activamente en el cuidado de los huertos hasta la suspensión de las actividades por el COVID-19.

Los alimentos provienen de los tres huertos localizados en los complejos empresariales de Avenida de Europa, Vía Norte y Aquamarina. El huerto de Avenida Europa de Alcobendas, sede de Grupo VASS, es el huerto urbano más grande construido en un parque empresarial de Madrid y cuenta con 40 metros de bancales y 132 m2 de suelo. El huerto urbano de Vía Norte, localizado en Las Tablas, utiliza mesas de cultivos para la producción ecológica. Por su parte, en el de Aquamarina, situado en Hortaleza (Madrid), se cosechan más de 20 variedades de cultivos. Entre los diferentes huertos se espera que, de aquí a diciembre, momento hasta el cual se alargará la acción, se produzcan 792 kilos de alimentos, entre verduras, hortalizas, frutas y plantas aromáticas, que se donarán a la Red de Banco de Alimentos de Rivas Vaciamadrid. Según esta organización social, actualmente están atendiendo aproximadamente a 200 familias en grave riesgo de exclusión social, una demanda 60% mayor de ayuda que antes de iniciar la crisis del COVID-19.

Thaïs Valero, Gerente de Soluciones Verdes de FUNDACIÓN JUAN XXIII RONCALLI, ha destacado que "La grave crisis económica y social derivada de la situación que estamos viviendo está golpeando fuertemente a muchas personas y familias que han visto sus ingresos completamente reducidos, además de agravar aún más la situación de aquellas personas que ya se encontraban en una situación precaria. En este momento, colaborar con la labor humanitaria de los Bancos de Alimentos es una forma contribuir a mejorar la vida de estas familias, algo completamente alineado con nuestra misión, que es fomentar la inclusión de TODAS las personas".

Además de estos huertos urbanos, MERLIN Properties está invirtiendo en tres nuevos proyectos en sus edificios y complejos industriales, que se prevé finalizarán este 2020. Con el desarrollo de estos nuevos planes, además de promocionar la biodiversidad en entornos urbanos, gracias a la colaboración con FUNDACIÓN JUAN XXIII RONCALLI se genera empleo de calidad para personas con discapacidad intelectual.