Inmodiario

La Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio de la Generalitat Valenciana, a través de la Entitat Valenciana d´Habitatge i Sòl (EVha), ha presentado la guía para la convivencia en las comunidades vecinales, cuyo objetivo es mejorar la coexistencia de residentes de grupos del parque público de la Generalitat.

La guía es un conjunto de recomendaciones básicas referentes a la conservación y uso de los elementos comunes, la convivencia entre vecinos y vecinas, las buenas prácticas energéticas, así como información de interés general que contribuirán a mejorar las relaciones vecinales y el uso de las instalaciones.

La Conselleria ha presentado esta guía a la Taula de Castellón, que está integrada por representantes de instituciones, entidades y asociaciones que realizan actividades de voluntariado en el grupo de viviendas San Lorenzo de Castellón.

Forman parte de ella la Univertitat Jaume I, EVha, CEIP Carles Selma, centro de ocupación de Jardinería de Cáritas Diocesana y la Llar de Cáritas, escuela infantil municipal Los Duendes, Aula Joven de la Fundación Amigó, Asociación de Mujeres de San Lorenzo, Centro d´Esplai de la Fundación Secretariado Gitano, equipo de servicios sociales municipales Este y el negociado de Dinamización comunitaria del Ayuntamiento de Castellón.

El objetivo de la reunión es analizar con detalle los puntos de esta guía, consensuarlos y ponerlos en práctica, haciendo un seguimiento posterior de las acciones programadas. Una vez consensuada, la guía se difundirá en los grupos de vivienda pública que la Generalitat, gestiona en toda la Comunitat.

Para hacer esta guía, EVha se ha basado en un trabajo previo, un proyecto de intervención socio-educativa desarrollado en el grupo San Lorenzo, que ha permitido conocer en profundidad las necesidades y preocupaciones de sus vecinos en su día a día.

Este proyecto también incluye algunas propuestas de actividades y talleres que se podrían impulsar desde la Taula. Por ejemplo, según este informe, la ciudadanía es consciente de que su barrio es poco salubre, por lo que considera necesario elaborar una estrategia de concienciación sobre los efectos nocivos de esta mala praxis en el entorno.

Contenido

La vida en sociedad requiere del cumplimiento de unas normas mínimas que garanticen la convivencia en armonía de la comunidad. Para evitar que los conflictos pongan en peligro el buen mantenimiento del entorno, todos los vecinos deben saber cuáles son sus derechos, deberes y obligaciones. Esta guía recoge los principales puntos.

El primero de ellos se centra en la conservación y el uso de los elementos comunes, haciendo hincapié en la importancia del buen estado de los ascensores, cuadros de contadores, zaguanes y escaleras, material destinado a la extinción de incendios, entre otros.

Otro de los apartados de la guía apela a la colaboración ciudadana para cumplir las normas básicas de convivencia. Aquí se tratan temas como el respeto de los horarios de descanso, la limpieza de escalera y rellano, animales domésticos, la prohibición de fumar en espacios comunes, el uso inadecuado de zonas comunes para la reparación de vehículos o encender barbacoas. En este punto se insiste en que el diálogo, el respeto y la tolerancia son primordiales a la hora de afrontar posibles problemas entre el vecindario.

La guía también incluye recomendaciones de buenas prácticas. Unas sugerencias que responden a una necesidad de dar a conocer el impacto que tienen los hábitos cotidianos a la hora de reducir el consumo energético.

Hay que recordar que el grupo San Lorenzo forma parte del proyecto europeo Happen, en el que trabajan EVha y el Instituto Valenciano de Edificación (IVE).

Amparado por el programa para el desarrollo científico y tecnológico Horizonte 2020, Castellón es una de las tres experiencias piloto principales que servirán como guía para la aplicación de nuevos criterios energéticos en otras ciudades mediterráneas donde predomina el clima cálido.

Una parte del proyecto supone una intervención en el entorno de San Lorenzo para dar a conocer y hacer comprensibles a sus vecinos la importancia que tiene la aplicación de medidas de eficiencia energética en su día a día.