Inmodiario

Editor de InmoDiario.

El presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, aseguró hoy en Santander que las cajas de ahorros necesitan una “revisión inexcusable” en sus instrumentos de capital y abogó por que “la reforma de las cuotas participativas que algunos proponen debería plantearse con más ambición y en un horizonte más amplio y no sólo para esta urgencia”.

Blesa considera prioritaria la tarea de reforzar el capital de las entidades, una exigencia que supone un “gran reto a las cajas de ahorros”, que tienen un modelo de capital “basado en la retención de beneficios, que puede resultar limitador”, al tiempo que los instrumentos actuales –como la emisión de preferentes- están sujetos a “límites en términos de proporción sobre recursos propios”.

Blesa hizo este llamamiento porque aseguró que “hay una demanda general por parte de los analistas, bonistas, agencias de rating, incluso los propios clientes, de que contemos con colchones holgados de capital”. Sin embargo, el presidente de Caja Madrid consideró  que la banca española ha “defendido bien su capital”, ya que ostenta un TIER 1 del 8,4% en 2008, un dato “muy aceptable si se compara con el 8,5% europeo, sostenido con ayudas públicas”.


Resolver las limitaciones a las fusiones interregionales de cajas

El presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, reconoció que la banca española, al igual que todo el sistema financiero mundial, afrontará en los próximos años un proceso de reestructuración y defendió las “soluciones privadas” como el “primer óptimo” para la reestructuración. Según Blesa, las “garantías y auxilios indiscriminados” llevados a cabo por otros Gobiernos, han “generado fuerte competencia desleal en los mercados así como incertidumbres sobre la situación de estos sectores cuando el control estatal se retire”.

En el marco de una reestructuración con “soluciones privadas”, Blesa abogó por eliminar las “actuales barreras de índole geográfica que todavía persisten en nuestro ordenamiento jurídico a las fusiones entre cajas”, para “posibilitar mejores soluciones que las fusiones intrarregionales de urgencia que se han anunciado”.

“Volver a las esencias de la banca”

El futuro del sistema financiero internacional pasará, según Miguel Blesa, por una “vuelta a las esencias de la banca” para lo que la banca española está “bien situada” con una base de depósitos amplia (el 54% son IPFs) que financian principalmente productos sencillos como las hipotecas y con relaciones duraderas con los clientes, con una red de casi 40.000 oficinas.

“En otros sistemas se producirá un desmantelamiento de lo que algunos llaman mega-casinos de inversión reconducidos a bancos comerciales más sencillos”, aseguró.

En este nuevo mapa financiero, la banca también afrontará un ajuste en sus ratios de crédito-depósitos así como un proceso de “optimización de la red”, ya que el sistema español se ha “sobredimensionado en oficinas”, con 1 oficina cada 1.000 habitantes, la mayor densidad de Europa, aseguró Miguel Blesa.

A pesar de esta “vuelta a los básicos” de la banca, el sector no debe, según Miguel Blesa, “retrasar el reloj a los tiempos en los que unas instituciones sólo captaban depósitos que invertían con bajo riesgo mientras otras, más avezadas, se encargaban de la inversión”. El sistema debe “seguir evolucionando para mejorar su ingeniería, porque hay que seguir volando”, aseguró.


Una recuperación más larga de lo esperado

El presidente de Caja Madrid no fijó una fecha para el inicio de la recuperación de la economía, aunque aseguró que “aunque lo normal hubiera sido recuperarnos en dos o tres años, teniendo en cuenta las interrelaciones mundiales y económicas, probablemente necesitaremos más tiempo, entre 5-7 años si escuchamos a los más agoreros”.

Blesa matizó la gravedad de la crisis en el sector financiero español: “No creo que el problema para el conjunto del sector español sea tan severo como plantean algunos, aunque sí lo puede llegar a ser para casos individuales”. En este sentido, aseguró que “si la gravedad continúa habrá alguna entidad más que pueda ser intervenida”.

“En España se está trabajando en los frentes que tenemos y se están abordando con decisión, diligencia y en la dirección adecuada por parte de nuestras autoridades y supervisores”, aseguró Blesa, al tiempo que recordó que la banca española se encuentra mejor preparada que la internacional para “absorber shocks” gracias a la “supervisión desempeñada a lo largo de estos años por el Banco de España, quien siguiendo rigurosos principios de prudencia introdujo regulaciones contracíclicas que desincentivaron la acumulación excesiva de riesgos”.

Editor de InmoDiario.