Inmodiario

Editor de InmoDiario.

   GRANADA.  El presidente del PP-A, Javier Arenas, consideró hoy "imposible" que se compatibilice "simultáneamente" el proyecto de caja única en Andalucía con una posible fusión de Unicaja con Caja Castilla-La Mancha (CCM), algo que es "de sentido común".

   En una intervención después de participar en una reunión de trabajo con miembros de su partido en Granada sobre las cajas de ahorros, el líder regional de los 'populares' señaló asimismo que las conversaciones entra la caja andaluza y la manchega por una "decisión política" no puede acabar en un "perjuicio" de la saneada económicamente, y recordó que la fusión de Cajasol aún no ha concluido en sus aspectos funcionales.

   "No somos partidarios en Andalucía de que las fusiones vengan marcadas por decisiones políticas. Los procesos de fusiones tienen que ser voluntarios a instancias de las instituciones que representan a las cajas de ahorros y siempre teniendo en cuenta elementos de análisis económico y financiero y no de fundamentación política", mantuvo.

   El PP-A, según dijo, sí es partidario a priori de que se puedan plantear fusiones de cajas de distintas comunidades autónomas, "porque suelen tener resultados de más eficiencia y porque también se hace un servicio a la economía de esas comunidades autónomas y a la nacional".

   Por la propia naturaleza "público-privada" de las cajas, "cualquier proceso de fusión tiene que venir guiado por el consenso social en su origen, en su desarrollo y en su finalización", incidió Arenas, quien reiteró que "en absoluto" se puede "consentir" que por una "decisión política" una caja de ahorros andaluza se vea "perjudicada" en su salud financiera por tener que fusionarse con otra entidad "que está pasando por malos momentos o que ha sido mal gestionada".

   "Las fusiones nunca deben suponer un mecanismo para que los malos gestores de cajas de ahorro eludan su responsabilidad", apuntó el presidente de los 'populares' andaluces, que incidió en que "en absoluto" se pueden utilizar "procesos de intervención más que justificados o de absorción más que evidentes" para "disfrazar" las fusiones "para que al final los responsables políticos salven su cara ante la sociedad".

   En ese sentido, exigió la "máxima claridad" y "transparencia" en este tipo de procesos para que no se utilicen "cortinas de humo" ni "disfraces" de malas gestiones de responsables políticos o de cajas de ahorros.


Editor de InmoDiario.