Inmodiario

Aunque hace años que Internet llegó a nuestras vidas para quedarse, algunos servicios han tardado más que otros en ser aceptados por los consumidores, como es el caso de los productos bancarios, y más concretamente, los créditos personales. Este tipo de financiación al consumo era solicitado hace 10 años exclusivamente en oficinas físicas, sin embargo, en la actualidad el 39% de los créditos personales en España ya son solicitados a través de Internet* y sólo en el último año ha crecido un 46% la contratación de préstamos a través de canales digitales.

De igual manera, en lo respecta a la cantidad solicitada, como es de esperar, son principalmente créditos con importes reducidos, aunque cada vez son más los consumidores que piden préstamos de mayores importes a través de la red. En concreto, el 27% de los préstamos solicitados a través de Internet son de importes superiores a 3.000€, mientras que el 39% son de cantidades entre 1.000 y 3.000€ y el 34% son créditos de menos de 1.000€*.

"Los créditos al consumo ya forman parte de los hábitos financieros de los españoles para descongestionar su economía doméstica. Sin embargo, hoy por hoy gracias al aumento de la confianza en Internet, las constantes innovaciones tecnológicas y el análisis de datos, se trata de una gestión que cada vez se realiza más de forma 100% digital. Aspectos como la rapidez, la simplicidad, la seguridad, o la facilidad de poder pedirlo desde el teléfono móvil, se han vuelto clave a la hora de solicitar este tipo de productos bancarios sin pisar una sucursal bancaria", asegura Joaquín Sevilla, Chief Digital Officer de Liberbank.

En lo que respecta a los principales motivos por los cuáles se solicitan los créditos personales, los principales son comprar un coche, financiar una boda y realizar una reforma en casa, seguido de irse de vacaciones, comprar electrodomésticos, costear estudios o cubrir una emergencia médica, según responsables de Transformación Digital de Liberbank. Y en cuanto al perfil medio de la persona que pide un préstamo personal, suele ser una persona de en torno a 40 años, no suele tener pareja ni hijos, cuenta con un contrato indefinido de más de 5 años de antigüedad, está hipotecado y tiene unos ingresos medios de más de 1.500 euros al mes. **

Ante esta situación, Liberbank ha anunciado el lanzamiento de su plataforma de financiación al consumo dirigido tanto a clientes como a nuevos clientes que necesiten solicitar un crédito al consumo. De igual manera, en los próximos meses comenzarán a establecer alianzas con partners de diversos sectores (telefonía, muebles, ocio, automoción, etc.) que quieran ofrecer una financiación personalizada a sus consumidores.

En un proceso 100% digital, la plataforma cuenta con un simulador virtual que calcula las condiciones del préstamo según el perfil del cliente. Una vez realizada, los solicitantes tendrán que adjuntar la información necesaria para poder validar el préstamo y el banco confirmará la validación del crédito. De esta forma, el usuario puede acceder a este préstamo desde cualquier parte y de forma muy rápida, simplificando el proceso y convirtiéndose en un trámite seguro, sencillo y rápido.

"La plataforma de financiación al consumo de Liberbank es un paso relevante dentro de su estrategia de open banking, centrada en el cliente, en la búsqueda de soluciones de alto valor digital, flexibles, seguras y adaptadas a sus necesidades. En Liberbank queremos convertirnos en el banco de referencia al que acudir para comprar cualquier producto o servicio que quieras, disponer de capital de forma rápida y segura sin la necesidad de tener que acercarte físicamente a una oficina, directamente desde tu casa y desde la palma de tu mano", declara Sevilla.