Inmodiario

Bankia ha abonado casi 170 millones de euros a 34.000 clientes en concepto de devolución de cláusulas suelo en menos de cuatro meses. Este reembolso se ha realizado en el marco de un procedimiento exprés en sus oficinas que la entidad puso en marcha el pasado 3 de febrero.

El banco, que ya no aplicaba estas cláusulas desde septiembre de 2015, entendió que esta era una forma transparente, sencilla y gratuita para analizar si correspondía devolver el importe pagado por este concepto y que, además, permitía ahorrar tiempo y dinero en procedimientos judiciales.

Para acogerse al procedimiento, los clientes solo tienen que acudir a su oficina de Bankia, donde se les entrega una plantilla de solicitud de la restitución de las cantidades, y donde, en la mayoría de los casos, está calculado con antelación el importe a devolver.

Una vez analizado que el cliente forma parte del colectivo amparado por este proceso se le ofrece el abono de la cantidad pagada de cláusula suelo más el interés legal del dinero de todo el periodo. El cliente puede elegir entre ingreso de efectivo inmediato en su cuenta o amortizar capital pendiente de pago de su hipoteca.

Bankia ha abierto un proceso para que los clientes, personas físicas, titulares de un préstamo o crédito con hipoteca inmobiliaria y cláusula suelo, puedan solicitar su revisión y, en su caso, recibir la devolución de los importes cobrados por la existencia de dicha cláusula más intereses.

El procedimiento, disponible desde el 3 de febrero de 2017, permite resolver de forma rápida y gratuita las solicitudes recibidas, y se establece al amparo del Real Decreto -ley 1/2017 de 20 de enero de medidas urgentes de protección de consumidores en materia de cláusulas suelo.

El procedimiento es muy sencillo. Los clientes de Bankia lo único que tienen que hacer es acudir a su oficina habitual con su documento de identificación para cumplimentar el impreso elaborado a tal efecto. No obstante, esta gestión la puede realizar en cualquier oficina de Bankia.

Se pueden adherir al proceso todos los clientes consumidores que sean titulares de un préstamo o crédito garantizado con hipoteca inmobiliaria de Bankia y que incluyan una clausula suelo, aunque tengan en marcha cualquier iniciativa de reclamación, judicial o extrajudicial.

Una vez realizada la solicitud se inicia la tramitación del proceso. Bankia analizará la petición y podrá responder un plazo máximo de 3 meses.

Si la decisión es favorable al cliente, para proceder a la devolución, es necesario que todos los titulares estén conformes con el importe a devolver y que firmen el documento de acuerdo.

Una vez firmado, el Centro de Atención de Cláusulas Suelo Bankia procederá a la liquidación de la cantidad acordada en la propia oficina, que podrá ser en efectivo mediante abono en cuenta o como amortización del préstamo. En este último caso se le hará entrega de un documento adicional con el cuadro de amortización.

Si se hubiera interpuesto una demanda judicial, dentro del acuerdo por este procedimiento, el cliente acepta la suspensión del proceso judicial. De esta manera, el cliente podrá recuperar los intereses cobrados en concepto de cláusula suelo más intereses compensatorios, por lo que se ahorra tiempo y costes del proceso judicial.

  • Tags