Editor de InmoDiario.
Inmodiario

   MADRID.   El empresario Manuel Jove, a través de su corporación Inveravante, se ha asociado con el grupo Ibereólica para construir y promover dos plantas termosolares en Extremadura y Andalucía con una inversión global de 600 millones de euros, informó hoy Inveravante.

   Se trata de la primera actuación de la corporación de Jove en este sector, que se enmarca en su apuesta por el desarrollo de las energías renovables y en su estrategia de crear una división fuerte en el ámbito energético a través de Inveravante.

   En virtud del acuerdo con Ibereólica, la corporación de Jove tomará un 50% de las dos empresas filiales de este grupo. Las plantas, de 50 megavatios (MW) cada una, se ubicarán en Sevilla y Badajoz, respectivamente.

   La alianza con Ibereólica contempla además repetir este esquema de colaboración en otras dos plantas adicionales.

   Manuel Jove canaliza sus inversiones en el desarrollo de proyectos relacionados con el sector energético en todo el mundo a través de Avantegenera, una de las cinco divisiones de su corporación Inveravante.

   El objetivo de Jove, actual primer accionista de BBVA con una participación del 5% del capital, es crear una división fuerte en el ámbito energético a través de acuerdos con socios locales, fundamentalmente mediante la compra o desarrollo de activos.

INVERSIÓN DE 1.200 MILLONES.

   Avantegenera prevé ejecutar una inversión de unos 1.200 millones de euros hasta 2011 y ya cuenta con proyectos en diferentes fases en desarrollo en Estados Unidos, la Europa emergente, Brasil, Latinoamérica y España.

   En concreto, Inveravante tiene en estudio la construcción de dos centrales hidráulicas en Panamá y recientemente colocó la primera piedra de dos parques eólicos en República Dominicana, los de Matafongo y Los Granadillos.

   En el ámbito de la exploración y producción de petróleo, canaliza su actividad a través de la empresa resultante de la fusión de Vetra Energía, comprada en 2007, y Petrotesting, adquirida en diciembre del pasado año. A las operaciones que desarrollan las firmas en Latinoamérica y Estados Unidos, en las últimas semanas se adjudicó campos en Colombia y Ecuador, y se perforó con éxito un pozo en Estados Unidos.

   En los próximos años, el grupo confía en duplicar su producción gestionada y disponer de unas reservas superiores a los cien barriles equivalentes de petróleo.