Inmodiario

La concejala del Ciclo Integral del Agua del Ayuntamiento de Valencia, Elisa Valía, ha informado de la puesta en marcha esta semana de la primera estación de energía 100% limpia generada a partir de la red arterial de agua de la ciudad.

Se trata de una estación de energía limpia que se inyectará en la red y que tiene una potencia estimada en 27 kilovatios, o lo que es lo mismo, el equivalente al consumo de 66 hogares o 200 personas al mes.

"Se trata de una instalación nada habitual en España, por tratarse de una solución compleja, tanto por la elevada potencia capaz de generar por la turbina instalada, como por su ubicación directa en red, que conllevan la regulación del funcionamiento de la misma con las demandas de agua de la ciudad", ha explicado.

Elisa Valía ha señalado que se trata de "un proyecto que pone en valor no solo la importancia del servicio para garantizar el abastecimiento de agua, sino que va más allá, puesto que sitúa a Valencia a la vanguardia por ser la primera ciudad de España que instala una turbina que aprovecha los cambios de presión en la red y pionera también por sus características y la enorme potencia que dispone". Además, la concejala ha mostrado su convencimiento de que "muchas ciudades querrán seguir después el ejemplo de Valencia".

Por su parte, el CEO de Global Omnium, Dionisio García, ha asegurado que "esta iniciativa de Emivasa encaja perfectamente con los valores de la compañía por potenciar la sostenibilidad de nuestro entorno, el uso de energías verdes y la apuesta por ser pioneros. Somos pioneros en telelectura, lo somos también en detección de la covid-19 en agua, y esto es una apuesta más por ir por delante, por abrir brecha y por hacer cosas nuevas de provecho para la ciudad de Valencia".

Este proyecto consiste en aprovechar la regulación hidráulica de presiones en la tubería DN600 de entrada a Valencia por la avenida Corts Valencianes para generar energía eléctrica que se usará para autoconsumo de la instalación de telecontrol de Emivasa y para cargar los vehículos eléctricos municipales, y el excedente se verterá a la red eléctrica.

Para ello, se ha instalado una turbina en la red -en paralelo a la conducción arterial existente- con capacidad de generación de hasta 27 kilovatios. El caudal de agua que trasiega de manera continua la turbina se ajusta en función de la demanda, y reduce la presión de servicio a las necesidades del abastecimiento en cada momento, dejando la válvula reguladora de la conducción principal para compensar el resto de caudal.

De esta manera, recuperando esa energía hidráulica, y transformándola en energía eléctrica, se alimentan dos cargadores eléctricos ubicados a la altura de la avenida Corts Valencianes número 41, de la que en un principio podrán beneficiarse los vehículos municipales de la ciudad de Valencia.

Mediante la programación prevista de funcionamiento, se estima una producción anual de la turbina de 123.005 kilovatios/hora, lo que supondrá un ahorro estimado en la factura de aproximadamente 10.800 euros al año, siendo de diez años el período de amortización de la inversión realizada.

Desde el punto de vista medioambiental, se logrará una reducción equivalente de emisión a la atmósfera de 64.085 Kilos de CO2 equivalente -64 toneladas de CO2 equivalente- al año.

Según Valía, "en Emivasa se ha apostado por dar con una solución icónica que fusiona las nuevas tecnologías y la sostenibilidad para ayudar a desarrollar smart cities que ofrezcan servicios de carga de vehículos eléctricos, respetando el medio ambiente y avanzando hacia el futuro".