Inmodiario

La biomasa representa ya el 37 por ciento de la energía de fuentes renovables en Andalucía, lo que la convierte actualmente el líder nacional en este sector. Este es uno de los datos que se han puesto de relieve esta semana durante el acto de presentación, por parte de la Asociación de Energías Renovables de Andalucía (CLANER) junto a la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio, del sello Biomasa de Calidad Andaluza (BICA).

Con este sello, la organización que representa a las energías limpias en la comunidad reconocerá e identificará a los biocombustibles sólidos de origen andaluz que cumplen con los requisitos de calidad exigidos para la obtención del certificado, cuyos estándares se encuentran por encima de la normativa nacional e internacional actual (UNE e ISO).

Según ha explicado el secretario general de Innovación, Industria y Energía de la Junta, Javier Castro, la biomasa tiene gran peso en Andalucía gracias al aprovechamiento de residuos como combustible, que en la comunidad cuenta con una tradición de uso industrial muy significativa, asociada principalmente a la industria oleícola, que ha sabido aprovechar los residuos de la extracción del aceite.

Esto ha permitido a la comunidad andaluza alcanzar una posición de liderazgo en el ámbito nacional y actualmente cuenta con un importante parque de instalaciones de generación eléctrica, con un total de 18 plantas con una potencia instalada de 257,48 megavatios.

Sello BICA

El sello BICA, promovido por CLANER y avalado por una de las compañías líderes mundiales en inspección y certificación como es EQA, identifica los rigurosos estándares de calidad en aspectos como poder calorífico, densidad y humedad, entre otros, del pellet, el hueso de aceituna y la astilla de madera con una marca distintiva de diferente color en función de cada tipo de biomasa.

La creación de este sistema de certificación responde a la necesidad de contar con un reconocimiento por parte de los productores andaluces, que ya se encuentran comercializando productos de una calidad superior a la propuesta en la normativa existente, y a la demanda del mercado de disponer de garantías sobre la calidad del producto que consumen en sus instalaciones de biomasa.

El presidente de CLANER, Alfonso Vargas, ha subrayado que "la puesta en marcha de este sello es una gran noticia para toda Andalucía pues con ello impulsamos la consolidación y promoción del sector económico existente en torno a la biomasa en nuestra región, aprovechando y rentabilizando nuestros recursos agrícolas y forestales, y dotando al sector de un nuevo factor de competitividad, dado el grado de exigencia de calidad que distinguirá a las empresas que obtengan la certificación".

25.000 empleos

Igualmente, el presidente de las renovables andaluzas ha subrayado "la importancia que para Andalucía supone la producción y comercialización de la biomasa ya que concentra más de la mitad del empleo renovable en la región, con cerca de 25.000 trabajadores, y produce una cuarta parte del total de la energía generada en España con biocombustibles sólidos, con cerca de 2.000 megavatios instalados tanto en biomasa térmica como eléctrica".

Desde el Gobierno andaluz se considera que la biomasa juega un papel fundamental en un marco energético como el que se impulsa para Andalucía, en el que se prima la sostenibilidad, la diversificación, la descarbonización y alcanzar un elevado grado de autoabastecimiento.

Por su gran valor estratégico en el plano socioeconómico, la Junta, a través de la Agencia Andaluza de la Energía, impulsa desde hace más de una década este recurso renovable con ayudas a la inversión, participando en proyectos para la optimización de la logística y el desarrollo de maquinaria, investigando en cultivos energéticos, participando en proyectos europeos que permiten la transferencia de conocimientos o colaborando con organismos oficiales y entidades de normalización en la redacción de normativa que permita avanzar en el aprovechamiento de nuestras biomasas.

De esta forma, el secretario general de Innovación, Industria y Energía ha señalado que "mediante el apoyo institucional a la creación del sello de calidad, se proporciona un respaldo a la autorregulación del propio sector, que a través de este tipo de iniciativas se posiciona en el mercado ofreciendo mejor servicio y calidad, y se recurre a la certificación como forma de distinguir unos productos de otros que no responden a estándares de calidad, provocando efectos indeseables, sobre todo en la calidad del aire".

CLANER

CLANER se constituyó en febrero de 2012 como agrupación de empresas, organismos oficiales, centros tecnológicos y de investigación, universidades y fundaciones públicas, entre otros agentes.

Destacan, entre sus fines, la representación y defensa del sector andaluz de las energías renovables y la eficiencia energética, así como el impulso y fomento de la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación de productos, procesos y servicios asociados a dicho campo mediante la colaboración y cooperación entre los miembros del clúster de manera que fortalezcan la competitividad de las empresas andaluzas del sector energético limpio.

Entre los miembros del clúster, que actualmente cuenta con cerca de un centenar de entidades adheridas y representa a más del 90% del sector renovable andaluz, se encuentra Andalucía Tech; el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT), dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad; las universidades de Jaén, Pablo Olavide y Sevilla; la Fundación Descubre; agencias municipales y provinciales de la energía, además de las principales empresas de renovables de España y la compañía eléctrica Endesa Distribución.

  • Tags