Inmodiario

Con el objetivo de aumentar y potenciar el número de instalaciones renovables en la ciudad, tanto en espacios y cubiertas públicas como privadas, implicando no solo a la Administración local, sino también a particulares, empresas privadas y otros colectivos, el Ayuntamiento de Barcelona ha puesto en marcha un Programa de Impulso a la Generación de Energía Renovable, que incluye diferentes actuaciones que se desarrollarán entre los años 2017 y 2019.

El Gobierno municipal aprobó, en julio del 2016, la Medida de Gobierno de Transición hacia la Soberanía Energética, en una apuesta para cambiar al modelo energético actual y avanzar hacia la soberanía energética. La medida señalaba como objetivos doblar la generación eléctrica municipal procedente de energías renovables y aumentar en un 10 % la generación eléctrica privada procedente de renovables.

En este contexto, el Programa de Impulso a la Generación de Energía Solar en Barcelona es la herramienta que tiene que hacer crecer y potenciar el número de instalaciones renovables en la ciudad, en espacios y cubiertas tanto públicos como privados. La idea es que el autoconsumo, la autoproducción y la generación energética renovable y local formen parte de la cotidianidad de Barcelona.

Las actuaciones afectan espacios públicos y privados y la inversión también puede serlo. En este sentido, se actuará en cubiertas o espacios públicos con inversión pública, básicamente en bibliotecas, escuelas y centros cívicos. También en cubiertas públicas con inversión privada o colectiva, en edificios y espacios públicos cedidos por el Ayuntamiento mediante convenios de colaboración.

Asimismo, el Ayuntamiento invertirá en cubiertas u otros espacios privados, como por ejemplo las paredes medianeras de algunos edificios de Barcelona. Y, por último, en edificios privados en los que la inversión la realizarán los mismos agentes privados, pero el consistorio los acompañará económicamente con subvenciones y bonificaciones, y también técnicamente.

El impacto del programa implica incrementar en más de un 20% la potencia fotovoltaica instalada en el 2015. El objetivo es que todo el mundo (administraciones, ciudadanía y sector empresarial) se corresponsabilice y asuma que hay que reorientar el modelo actual de generación energética.

Se trata de facilitar que la ciudadanía pueda generar, si no toda, una parte importante de la energía que necesita para cubrir sus necesidades. La idea es doblar la generación eléctrica municipal procedente de energías renovables, pero también empezar a movilizar capital privado.

Barcelona avanza hacia la soberanía energética, y por eso ha puesto en marcha un nuevo espacio web que explica los pasos que se están realizando para impulsar una transición energética en la ciudad. En esta nueva web se puede encontrar información sobre derechos energéticos, los recursos disponibles para mejorar la eficiencia energética en los hogares y las herramientas que se están impulsando para la autogeneración local de energía solar