Inmodiario

La Consejería de Economía y Competitividad del Gobierno de las Islas Baleares ha destinado este año 1,5 millones de euros a financiar instalaciones fotovoltaicas y eólicas para autoconsumo en centros educativos de infantil y primaria, así como en institutos, en edificios e  instalaciones públicas de Consells Insulares y ayuntamientos, y a centros del Gobierno.

Con esta actuación, además del ahorro económico que supone la autogeneración de energía eléctrica, se reducen las emisiones de CO2, y las administraciones públicas ayudan a la ciudadanía a tomar conciencia de la necesidad de optar por energías renovables que permitan la eficiencia y la suficiencia energética.

“Siempre se ha apostado porque la administración pública dé ejemplo en cuanto a instalaciones de energía renovables; por ello en los propios edificios de la CAIB y otros edificios de los gobiernos locales e insulares se llevan a cabo una serie de actuaciones con un coste total de 1,5 millones de euros para este año” ha asegurado el director general de Industria y Energía, Jaume Ochogavía.
En el caso de los Institutos de Educación Secundaria , la dirección general de Industria y Energía está finalizando la instalación de placas fotovoltaicas de 20Kw en 7 centros de Mallorca, 2 de Menorca, 3 de Ibiza y 1 de Formentera Se está ultimando también la instalación de placas fotovoltaicas sobre la cubierta de la Consejería de Economía y Competitividad. Todas estas instalaciones funcionan conectadas a la red interior en régimen de autoconsumo.

En cuanto a los centros de infantil y primaria, se instalarán paneles solares en unos 14 centros, que fueron seleccionados por los propios ayuntamientos, dado que los consistorios son los encargados de los gastos de electricidad y calefacción de los mismos.

Los edificios de los Consells Insulares, ayuntamientos y entidades locales menores seleccionados, contarán con instalaciones de energía solar fotovoltaica de hasta 100 kW para autoconsumo, a pesar de que la mayoría ronda los 40kw de potencia. Industria y Energía llevará a cabo un total de 24 proyectos, que van desde la instalación de placas solares en polideportivos, en depósitos municipales de agua, pasando por bibliotecas, locales de la tercera edad, o en los propios edificios municipales.

En cuanto a las instalaciones eólicas, el Parque de Sa Riera en Palma, el Refugio de Son Amer en Escorca, el edificio de la Policía Local de Ciutadella y el Recinto Ferial de Ibiza contarán con un aerogenerador eólico de pequeña potencia, 4kw, para autoconsumo en los próximos meses.

“En breve las veremos en funcionamiento, lo cual es muy importante para dar ejemplo y marcar el camino de lo que pueden hacer los ciudadanos para reducir los costes energéticos en sus hogares y empresas” ha afirmado Jaume Ochogavía. El conjunto de todas estas actuaciones suma 1,5 millones de euros, la mitad de los cuales provienen de los Fondos Feder (Fundo Europeo de Desarrollo Regional).

De acuerdo con el Plan de Energías Renovables elaborado por la Consejería de Economía y Competitividad, la estrategia de generación de electricidad con fuentes renovables se tiene que centrar en la Fotovoltaica y la Eólica terrestre. Ambas son tecnologías maduras, sostenibles y respetuosas con el medio ambiente.

El potencial de la energía solar fotovoltaica en suelo urbano, en los tejados de los edificios urbanos de las Islas, indica que se podría generar el 57% de nuestras necesidades de energía eléctrica. Esto quiere decir que, ocupando únicamente el 1.5% del espacio de todos los tejados de suelo residencial extensivo, se podría generar el equivalente al 50% de la electricidad que se consume en las Islas Baleares.

En cuanto al potencial de la energía eólica terrestre, existe un recurso eólico muy superior en la demanda actual de energía eléctrica en nuestra comunidad.