Inmodiario

Huelva. Iberdrola Renovables ha ampliado hasta los 292 megavatios (MW) de potencia instalada su complejo eólico de El Andévalo, ubicado en la localidad onubense de San Silvestre de Guzmán, tras la compra a Gamesa del parque eólico de Los Lirios, cuya capacidad asciende a 48 MW. Consolida así este complejo situado entre los municipios de El Almendro, Alosno, San Silvestre y Puebla de Guzmán, al sur de la provincia de Huelva, como la mayor instalación renovable de la Europa Continental y una de las instalaciones eólicas más importantes del mundo.

En la actualidad, solamente existe en toda Europa una instalación eólica con más potencia que El Andévalo, la del complejo escocés de Whitelee, de 322 MW de potencia, y también propiedad de IBERDROLA RENOVABLES.

La adquisición del parque eólico de Los Lirios se enmarca, como la del resto de las instalaciones que componen el complejo de El Andévalo, en el acuerdo global para la compraventa de parques eólicos en Andalucía firmado entre Iberdrola Renovables y Gamesa Energía en el año 2005, que contemplaba traspasos que sumaran un total de 600 MW.

Dicho convenio incluía no sólo la compra de los parques eólicos que forman este complejo sino también de las infraestructuras necesarias para evacuar la energía generada en los mismos. De hecho, para conectarlos a la red de transporte ha sido preciso construir una nueva línea de 220 kV en doble circuito y de 120 kilómetros de longitud entre La Puebla de Guzmán y Guillena que se ha convertido en una infraestructura estratégica para el sistema eléctrico español, al mejorar la interconexión existente hasta entonces con Portugal.

Además del parque eólico de Los Lirios, el complejo eólico de El Andévalo dispone de otros siete parques eólicos: Majal Alto, de 50 MW; El Saucito, 30 MW; El Centenar, de 40 MW; La Tallisca, de 40 MW; La Retuerta, de 38 MW; Las Cabezas, de 18 MW, y Valdefuentes, de 28 MW.

El parque ahora adquirido, así como el resto de los que componen dicho complejo, incorpora tecnología de Gamesa: en concreto, el aerogenerador del modelo G90, de 2 MW de potencia unitaria y 78 metros de altura. La producción anual de este complejo ya equivale al consumo eléctrico de más de 140.000 hogares y evita la emisión a la atmósfera de 510.000 toneladas anuales de CO2.

El Andévalo ha representado un importante impulso socioeconómico para la zona, ya que ya ha propiciado la creación de unos 50 nuevos puestos de trabajo directos destinados a la operación y mantenimiento de los parques y de una media de más de 400 personas en el periodo constructivo.