Inmodiario

Superada la crisis sanitaria, se volverá a la normalidad recuperando las macrotendencias previas pero con algunos ajustes como la implantación de nuevos protocolos de sanidad y seguridad.

El mercado de inversión en el sector es sólido y cuenta con diversidad de oportunidades para inversores de diferentes perfiles, por lo que se reactivara en cuanto el desconfinamiento se asiente.

Para la evolución de la demanda, dado el momento actual, una de las claves será transmitir confianza a los clientes, recuperando la imagen de nuestro mercado.

El sector hotelero es una industria sólida, así lo demuestra su evolución en la últimas década, por lo que se prevé que su recuperación sea progresiva alcanzando la consolidación a finales de 2022. Esta es una de las principales conclusiones extraídas de la 4ª edición de Hot Trends, evento organizado por Savills Aguirre Newman, en el que los expertos hoteleros de la consultora han compartido su visión global de las expectativas en el sector a corto y medio plazo.

Esta edición, la primera digital, ha sido moderada por Juan Garnica, Director Ejecutivo de la División de Hoteles, Ocio y Turismo en Savills Aguirre Newman, y ha contado con la participación especial de Manuel Butler, Director Ejecutivo de la Organización Mundial del Turismo, quien ha explicado la situación actual a nivel global y europeo, señalando que "la toma de decisiones durante estos meses va marcar el devenir de las próximas décadas y, por tanto, es necesario estar muy informado y tomar las decisiones que sean correctas por parte de los gobiernos y por parte del sector privado para poder seguir manteniendo este liderazgo del turismo español".

Los analistas de Savills Aguirre Newman han planteado sus conclusiones y perspectivas respecto a la situación post-covid tras analizar las consecuencias para el sector turístico derivadas de crisis anteriores. La conclusión es que la potencia de la industria y la tendencia global muestran que el impacto será corto tanto en el tiempo como en el ámbito geográfico, por lo que la recuperación del sector se acelerará con el paso de los meses y será por segmentos.

No obstante, se plantea un escenario de recuperación progresiva en 24 meses. Según la consultora, se producirán leves recuperaciones en el segmento vacacional doméstico en 2020, pero el break even no llegará este año. Será 2021 el año de arranque, con una recuperación sobre la base de hipótesis de tendencias positivas en el plano sanitario, que llevará a la consolidación de la recuperación a final 2022.

Durante el evento digital, que ha contado con más de 365 asistentes entre hoteleros, fondos de inversión, operadores y analistas, Savills Aguirre Newman ha realizado un sondeo en el que el 60 % de los asitentes ha considerado la recuperación del segmento urbano para 2022, frente a un 30% que la anticipa para 2021; respecto al segmento vacacional, un 60% de los asistentes anticipa su recuperación a 2021 y un 30 % en 2022.

Por otro lado, los expertos prevén para el sector hotelero más que una nueva realidad, una recuperación de macrotendencias previas, pero con la implementación de nuevos protocolos de sanidad y seguridad que se sumarán al afianzamiento de los de sostenibilidad. También confían en que los productos mantengan la tendencia de adaptación a la oferta, tanto en destinos urbanos como vacacionales, dirigidos a la experiencia, el turismo de ocio y la evolución hacia el bleisure en el segmento de negocio.

Desde la consultora ven como posible tendencia la profesionalización de la oferta de apartamentos turísticos reglados, así como una implantación de certificados de sostenibilidad y calidad. En materia de contratos, señalan que se están viendo ya procesos de renegociación de rentas en los que la flexibilidad por parte de los propietarios se objetivará a compensación de rentas en el medio plazo.

En cuanto a nuevos contratos, Savills Aguirre Newman espera una mayor concentración en la grandes marcas, contratos de mayor riesgo y, especialmente, incremento del número de contratos de franquicia (actualmente, solo menos del 2 % de las habitaciones y del 7 % de hoteles en España se gestionan bajo esta modalidad), fruto del intento de algunos hoteleros independientes por mejorar su capacidad de comercialización y aplicar protocolos de seguridad y sostenibilidad que transmitan confianza a los clientes. Por su parte, los contratos de alquiler, se van a seguir firmando en ubicaciones triple A, aunque cada vez se van a incluir mayor número de componentes variables.

Durante la jornada, también se ha abordado el punto de vista sobre el mercado transaccional. Los expertos apuntan que el mercado de inversión se mantiene sólido, con diversidad de oportunidades y profundidad para inversores de diferentes perfiles. Savills Aguirre Newman, señala que para vislumbrar el futuro del mercado de capitales se deben analizar tres variables: la demanda, la financiación y el equity.

Los expertos han asegurado que existe un perfil de inversores muy atento a las oportunidades que genere la situación, pero que serán puntuales y no prevén un ajuste de precio de oportunidad generalizado.

Por parte de la financiación, los analistas señalan que está muy dirigida al circulante y la previsión es que posiblemente no llegará a cubrir nuevos desarrollos o proyectos y quizá no en todas las necesidades de corto, por lo que la financiación alternativa podría ser una solución coyuntural, aunque de corto plazo, al exigir retornos muy altos en este momento.

En cuanto a equity, la firma tenía identificados antes del Covid-19, 30.000 millones de euros con interés inversor en el sector hotelero a nivel global y señala que la cuestión es cómo se moverá ese capital. En el corto plazo, se prevé más movimiento en el segmento vacacional para el perfil value add, que busca oportunidades con recorrido, y para los perfiles core y core+ la actividad será más limitada hasta que haya mayor certidumbre, si bien se analizará operación a operación.

En definitiva, el mercado de capitales y de inversión va a exigir un nivel de sofisticación muy alto, con una financiación cada vez más compleja que requerirá de una profesionalización elevada en una ventana de oportunidades temporales que va a ser limitada.

Los expertos de Savills Aguirre Newman también han advertido la necesidad de trabajar en el corto plazo en la imagen de España por los efectos inmediatos derivados del Covid-19 en el sector hotelero. En cuanto a las reaperturas, destacan la necesidad de establecer planteamientos estratégicos de negocio antes de abrir al público, que permitan eliminar el máximo nivel de incertidumbre para salir reforzados de la crisis.

Para ello, la consultora internacional Savills Aguirre Newman ha elaborado un análisis 360 basado en tres pilares fundamentales. En primer lugar, se analiza la evolución de la demanda y ante los distintos escenarios de reactivación a los que se enfrenta el sector, es clave que el plan financiero preserve la liquidez hasta la reapertura, planteando un escenario de break even que se vaya adaptando a las sucesivas realidades.

En segundo lugar, es importante conseguir un producto muy versátil que se adapte a las diferentes fases de recuperación, así como transmitir una imagen de higiene y seguridad sanitaria. En este punto también es importante valorar la implantación de sellos o auditorías de calidad y certificados covid free que redunden sobre la confianza en el activo.

En tercer lugar, destacan la importancia de figuras como el revenue maganer, que va a resurgir con fuerza para rastrear y ordenar la abundancia de datos existentes. Los responsables de marketing tendrán que diseñar acciones muy bien dirigidas a la rentabilidad vía incremento de ocupación o incremento de ADR.