Inmodiario

Desde la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM) advierten al Gobierno de España, a la Comunidad de Madrid y al Ayuntamiento de la capital que las medidas adoptadas para mitigar los efectos de la crisis son insuficientes y que el sector corre peligro de quiebra, ya que los establecimientos hoteleros no están generando ingresos por el cierre forzoso y que siguen afrontando gastos.

A pesar de que "agradecemos" a las diferentes administraciones que hayan puesto en marcha medidas dirigidas a relajar de forma extraordinaria las presiones fiscales y ayudar a paliar la difícil situación económica que atraviesan diversos sectores, entre ellos el hotelero, y así mitigar los efectos de la pandemia ?en nuestro caso, se ha traducido en un cierre forzoso de negocios?, la asociación reitera su convencimiento de que no son las únicas que podrían haber adoptado para ayudar a paliar un impacto de tal magnitud que amenaza con llevar a muchos negocios del sector a la quiebra, con el tremendo efecto que tendría sobre economía regional.

El sector hotelero de la Comunidad de Madrid genera más de 140.000 empleos, entre directos e indirectos, y el turismo representa un 7% del PIB regional. Unos datos que evidencian la importancia que tiene esta actividad ante el reto inmediato que afronta Madrid para reactivar su economía y poder salir de la crisis lo antes posible y con las mayores garantías.

Desde la AEHM señalan como acertada la decisión del Consistorio de eliminar el requisito de mantenimiento de empleo en el mismo año, pues "compartimos plenamente con la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid que el principal objetivo es que se mantenga toda la actividad y se acelere la recuperación", aseguran desde la asociación.

Pero, precisamente en pos de ese objetivo común, considera la AEHM que es necesario un mayor esfuerzo a la hora de suavizar, desde las administraciones públicas la presión sobre unos negocios que, recordemos, han dejado de generar ingresos mientras mantienen importantes gastos.

En este sentido, plantean la necesidad de ampliar por encima del 50% la bonificación sobre el Impuesto de Bienes Inmuebles y el de Actividades Económicas, además de conceder moratorias en otros conceptos como la Tasa de Residuos Urbanos de Actividades ?estos negocios al permanecer cerrados no están generando residuo alguno y, por tanto, no deberían tener que afrontar el pago de unos servicios que no disfrutan? y habilitar líneas adicionales de financiación para el sector.

En concreto estas medidas, de competencia municipal, no se han adoptado y desde la Asociación insistimos en la importancia de su aplicación para poder paliar el impacto de una crisis que podría llevar a muchas empresas a la quiebra, con todo lo que implicaría para el tejido económico de la región y, el perjuicio que supondría, especialmente, en la capacidad de recuperación de la economía madrileña, donde el sector del turismo juega un papel fundamental.

Por ello, es más necesario que nunca recordar a la Comunidad de Madrid nuestra exigencia de que en las plataformas de alquiler de viviendas de uso turístico se comercialicen exclusivamente las que cuentan con número de registro y se excluyan, por tanto, todas las ilegales.

De hecho, nos hemos sumado al Manifiesto Institucional de la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM) para pedir medidas contundentes y reales que protejan a las empresas y al empleo, incidiendo en que los trabajadores son el mejor activo de las compañías y deben centrarse los esfuerzos para evitar reducciones de plantilla que descapitalicen a las empresas.

Ante este escenario, es de vital necesidad que el Gobierno de España dote al tejido empresarial ?es decir, a empresarios y trabajadores? de seguridad jurídica y certidumbre sobre el tiempo de tramitación de los ERTE y sobre cuándo se percibirán las prestaciones de desempleo.

De igual manera, la prolongación de los ERTE más allá del estado de alarma y hasta que las circunstancias permitan la reapertura de los establecimientos y garanticen su funcionalidad ?tras la recuperación de la movilidad interprovincial, la reapertura de las fronteras y el restablecimiento de las conexiones aéreas? es una medida imprescindible para poder reanudar paulatinamente los flujos de actividad y reabsorber los puestos de trabajo suspendidos.