Inmodiario

Brian Chesky, cofundador y director ejecutivo de Airbnb, ha enviado a los anfitriones en la plataforma para describir las acciones que van a emprenderse para apoyarles durante la crisis del COVID-19.

El mensaje también incluye una actualización de la Política de Causas de Fuerza Mayor de Airbnb: los huéspedes con reservas realizadas antes del 14 de marzo para estancias que empiecen hasta el 31 de mayo (incluido), pueden cancelar sus reservas y obtener un reembolso completo o crédito de viaje en caso de haber sido afectados por el COVID-19 y no poder viajar.

Querido anfitrión:

Estos últimos dos meses han sido una auténtica debacle para todos. Al igual que muchos de vosotros, me despierto a diario lejos de mis amigos y compañeros de trabajo sin saber muy bien qué nos depara el futuro. Veo las noticias y sufro por todos aquellos países, comunidades y familias que están sobrepasados por la magnitud y el impacto de esta crisis.

En medio de esta situación, la industria de los viajes se ha detenido en seco en todo el mundo. Los aviones se quedan en tierra y las fronteras están cerradas. La mayoría de nosotros, incluidos nuestros huéspedes, estamos en cuarentena sin salir de casa para cumplir con las recomendaciones de los Gobiernos. La idea de viajar tal y como la conocemos es casi imposible.

El 11 de marzo, cuando la Organización Mundial de la Salud declaró una pandemia, nos vimos ante un dilema. Sabíamos que si permitíamos a los huéspedes cancelar sus reservas y recibir un reembolso, esto supondría un duro golpe para vuestros ingresos. Sin embargo, no queríamos que ni anfitriones ni huéspedes os pusierais en situaciones de riesgo ni crear más situaciones de riesgo para la salud pública. Así que decidimos que debíamos permitir que los huéspedes cancelaran y recibieran un reembolso total, incluidas todas nuestras tarifas. Por favor, ten en cuenta que no tomamos esta decisión por motivos empresariales, sino pensando en proteger la salud pública.

Sin embargo, aunque creo que hicimos lo correcto priorizando la salud y la seguridad, quiero disculparme por cómo os comunicamos esta información y por no haber pedido vuestra opinión, tal y como hacen los compañeros. Nos habéis hecho llegar vuestra opinión y sabemos que podríamos haberlo hecho mejor.

Aunque tal vez no lo haya parecido, somos compañeros. Cuando vuestro negocio atraviesa un mal momento, nosotros también pasamos el mal trago. Sabemos que ahora mismo muchos lo estáis pasando mal y que lo que necesitáis por nuestra parte son medidas que ayuden, no solo palabras.

A continuación podréis ver algunas acciones que estamos emprendiendo para ayudaros a atravesar esta crisis.

Abonaremos 250 millones de dólares (230 millones de euros) a los anfitriones en Airbnb para ayudar a cubrir el coste de las cancelaciones por COVID-19

Cuando un/a huésped cancele la reserva de un alojamiento por algún motivo relacionado con el COVID-19, para una estancia que se inicie entre el 14 de marzo y el 31 de mayo (ambos incluidos), abonaremos el 25% de lo que habitualmente obtendríais según vuestra política de cancelación.

Esta medida se aplica de forma retroactiva a todas las cancelaciones de reservas relacionadas con el COVID-19 durante el periodo especificado. Airbnb cubrirá este coste por completo y los pagos empezarán a emitirse en abril. Los huéspedes con reservas realizadas hasta el 14 de marzo (incluido) también podrán cancelarlas y recibir un reembolso estándar o un crédito de viaje equivalente al 100% del importe abonado.

Estamos creando un fondo de ayuda de 10 millones de dólares para los Superhost

Esta iniciativa ha sido creada para aquellos Superhosts que alquilan su propia vivienda y que necesitan ayuda para pagar el alquiler o la hipoteca, así como a los anfitriones de Experiencias con una larga trayectoria en la plataforma que necesiten un impulso para seguir adelante.

Fueron nuestros empleados quienes pusieron en marcha este fondo que alcanzó el millón de dólares mediante donaciones. Joe, Nate y yo estamos contribuyendo con otros 9 millones de dólares personalmente. A partir de abril, los anfitriones podréis solicitar subvenciones de hasta 5.000 dólares que no necesitarán ser devueltas.

Vamos a facilitar que tus huéspedes previos puedan enviarte ayuda financiera directamente

Han sido muchos los huéspedes que nos han comentado que están increíblemente agradecidos por la flexibilidad de los anfitriones en Airbnb y que les gustaría ayudaros financieramente.

Estamos creando una forma para que los huéspedes puedan enviar una nota y un donativo a los anfitriones con los que se han alojado alguna vez. Nuestra intención es poner en marcha esta iniciativa en abril. Sabemos que en medio de esta situación tan difícil cada granito de arena cuenta.