Inmodiario

Cantabria ha venido trabajando para conocer las necesidades y condiciones de los clientes hospedados en los alojamientos turísticos de la Comunidad Autónoma, según ha anunciado la consejera de Turismo, Marina Lombó.

La consejera ha explicado que la Dirección General de Turismo lleva trabajando desde el martes con el sector en previsión de la orden de cierre de alojamientos con el objetivo de encontrar lugares donde poder reubicarlos.

Lombó ha participado, esta tarde, en la reunión extraordinaria de la Conferencia Sectorial de Turismo, presidida por la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, para analizar con las Comunidades Autónomas el impacto del COVID-19 en el sector y las nuevas medidas que ordenan cerrar los alojamientos turísticos, incluidas en el Real Decreto-Ley 463/2020 de 14 de marzo por el que se declara el Estado de Alarma, a través de la Orden SND/257/2020 de 19 de marzo.

Lombó ha subrayado que el mensaje de cierre "ha calado" entre el sector y la colaboración del mismo ha sido "muy buena". La titular de Turismo ha agradecido la buena disposición de los establecimientos y su "intenso trabajo y pronta respuesta" en estos días.

Marina Lombó ha explicado que la reubicación de los clientes que queden en Cantabria se llevará a cabo en apartamentos de Santander, de la zona Occidental y de la zona Oriental de la Comunidad.

Estos apartamentos cumplen los requisitos de autonomía para los alojados, en tanto que ofrecen, tal y como contempla la Orden del Ministerio de Sanidad, infraestructuras necesarias en sus propios espacios habitacionales para poder llevar a cabo las actividades de primera necesidad en los términos que establece el Real Decreto.

En la reunión, desarrollada vía videoconferencia, los responsables turísticos también han estudiado líneas para reforzar la cooperación entre las Administraciones y la búsqueda de soluciones, según van demandando las necesidades y el sector.

En este punto, se ha establecido la necesidad de introducir cambios en la Orden con el fin de dar cobertura alojativa a aquellas personas que necesiten desplazarse por motivos laborales.

La Consejería de Turismo se ha comprometido a enviar al Ministerio toda la información relativa a la situación de los alojamientos turísticos, así como las sugerencias de Cantabria en relación a la modificación de la Orden de cierre de alojamientos.

La consejera cántabra ha planteado, asimismo, la necesidad de buscar apoyo para otros subsectores como las agencias de viajes, OPC,s, empresas de turismo activo y las guías de turismo, "que viven una situación especial".

Lombó ha transmitido al Ministerio y al resto de Comunidades que el Gobierno de Cantabria ha anunciado hoy una línea de ayudas para autónomos, que, también, "puede ser de interés para estos colectivos", pero ha insistido en la necesidad de "pensar" en las agencias de viajes, OPC`s, empresas de turismo activo y guías turísticos.

Por último, ha pedido instrucciones claras para que el Gobierno de Cantabria pueda redactar las Resoluciones.