Inmodiario

La Asociación Empresarial Hostelera de Benidorm, Costa Blanca y Comunidad Valenciana (HOSBEC) acordado recomendar a todos los establecimientos hoteleros y alojamientos turísticos de la Comunidad Valenciana el cierre ordenado de sus instalaciones mientras dure la situación de alarma y emergencia sanitaria.

Este cierre obedece a una clara situación de fuerza mayor, para salvaguardar la seguridad de nuestros trabajadores, de nuestros clientes, de la población en general y para poder cumplir con escrupulosidad con lo dispuesto en el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

Nos hubiera gustado que el cierre se hubiera decretado por orden del Gobierno, como ha ocurrido en otros países, pero a falta de la decisión política los empresarios hoteleros hemos decidido autorregularnos en aplicación de la más mínima sensatez y responsabilidad ante estos graves momentos.

Así, son ya cientos las empresas que han decidido el cierre y muchas otras las que se están sumando a esta medida como necesidad imperiosa para controlar la crisis sanitaria que está provocando una grave crisis económica.

La actividad hotelera y vacacional es claramente incompatible con las medidas decretadas ayer por el Gobierno Central de confinamiento de la población en sus hogares, y de mantener los hoteles abiertos no podemos garantizar las condiciones de aislamiento necesarios para controlar la pandemia de coronavirus.

Esta decisión ha sido comunicada a las autoridades turísticas de la Comunitat Valenciana, a la Presidencia de la Generalitat y a los alcaldes de los principales Ayuntamientos para su conocimiento.

También hemos procedido a comunicar este cierre a los turoperadores, agentes de viajes y ahora toca iniciar el procedimiento lo antes posible para que todos los clientes alojados finalicen cuanto antes su estancia, y en todo caso, en el plazo de 72hs, esto es, antes de las 0:00hs del jueves 19 de marzo, momento en el que se producirá el cierre completo de los establecimientos.

Este plazo es más que razonable, máxime si tenemos en cuenta que el estado de alarma se declaró el pasado viernes con lo que habrá existido el plazo de casi una semana para proceder a la repatriación y regreso a sus lugares de origen de todos los turistas.

Este cierre ordenado se debe hacer atendiendo siempre a criterios de cumplimiento inexcusables como es la seguridad de nuestras plantillas, los derechos fundamentales de higiene, sanidad y alimentación de los clientes y la obligada necesidad de evitar el contagio dentro de los establecimientos.

Por ese motivo y mientras dure el proceso de cierre, las instrucciones que deben seguir los establecimientos son las siguientes:

- Deberán comunicar inmediatamente a todos sus turoperadores, agencias y clientes directos la situación excepcional en la que se encuentra el país, indicándoles de forma indubitada que quedan suspendidos todos los contratos de hospedaje, sea el que sea, en la fecha determinada (0:00hs de jueves 19 de marzo). En la comunicación a los clientes se hará constar que si han viajado a través de un turoperador debe contactar inmediatamente con él para organizar su repatriación, y si son clientes de reserva directa, deben organizar su traslado por sus propios medios.

En esta comunicación, además, se hará constar las medidas especiales que se toman por parte de la dirección del hotel en cumplimiento del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 y que resumimos en los siguientes puntos:

-Los clientes deberán permanecer en sus habitaciones, quedando restringido sus movimientos dentro y fuera del hotel.

-La salida del establecimiento por parte de los clientes solo podrá hacerse en los siguientes supuestos:

-Para abandonar definitivamente el establecimiento (en su propio vehículo, autobús, tren, avión o barco). Es importante que compruebe con su agencia o compañía la confirmación de los servicios de transporte, para evitar aglomeraciones innecesarias en las estaciones o aeropuertos correspondientes.

-Para adquirir alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad.

-Para asistir a centros médicos, servicios y establecimientos sanitarios.

-El desplazamiento a entidades financieras y de seguros.

-Por causa de fuerza mayor o necesidad.

-En estos supuestos se recomienda que los desplazamientos se hagan de manera individual, no todo el grupo familiar, salvo que sea por acompañamiento de personas con discapacidad o causa similar.

-En caso de ser necesaria la salida del establecimiento, deberá ir siempre acompañado de su documentación identificativa personal (Documento de identidad o pasaporte), así como la tarjeta identificativa del correspondiente establecimiento.

- Los hoteles deberán precintar todas las áreas comunes para evitar la concentración de clientes, retirando mesas, sillas, hamacas y similares. Todos los salones de reunión, juego y esparcimiento deberán quedar clausurados, así como áreas de piscinas, jardines, miniclubs, gimnasios, spas, instalaciones deportivas y similares.

-Los servicios de comedor y bar quedarán limitados a atender las mínimas necesidades de alimentación e hidratación de los clientes mientras están en el establecimiento en espera de su salida. Se establecerán turnos y medidas de precaución para el servicio de comedor, y el servicio de bar podría ser sustituido por máquinas expendedoras o incluso se podría limitar la venta de bebidas alcohólicas.

-Los servicios de limpieza y pisos pueden quedar reducidos en estos días, limitándose al cambio de toallas y suministro de amenities de higiene personal.

Desde HOSBEC se han diseñado cartas modelo en castellano/inglés para hacer más ágil todo el proceso de comunicación.

A pesar de que nuestra recomendación por el bien común es el cierre completo, es posible que algún establecimiento considere permanecer abierto.

En este caso, todas las medidas expresadas anteriormente son de obligado cumplimiento para el hotel y sus clientes mientras dure el estado de alarma decretado para 15 días. Además, para facilitar la información desde HOSBEC hemos elaborado una Guía de Instrucciones y convivencia para seguir durante este periodo.

En el caso de clientes de larga estancia que vivan en sus caravanas o mobile-homes, así como clientes de larga estancia en viviendas turísticas, entendemos que pueden cumplir las cuarentenas y limitaciones en lo que es su domicilio durante su larga estancia, esto es en la caravana , mobile-come o apartamento, sin necesidad de que tengan que volver obligatoriamente a sus países o localidades de origen.

En estos casos, les serán de aplicación todas las restricciones exactamente igual que a la población en general y tendrán que cumplir todas las instrucciones tanto de autoridades locales como autonómicas y nacionales y de la propia dirección del establecimiento.

Los campings podrán establecer un servicio muy atenuado de atención a estos clientes, limitándose a garantizar el uso de servicios higiénico-sanitarios y de alimentación durante el tiempo que duren las restricciones de movimiento.