Inmodiario

El Ayuntamiento de Barcelona exige a las plataformas de alojamientos turísticos que rectifiquen los incumplimientos de la ley y de los protocolos acordados para eliminar los pisos sin licencia. En caso de que no lo hagan, se volverán a aplicar sanciones.

El aviso se ha transmitido a Booking, HomeAway, Airbnb y Apartur en la última reunión de la mesa de plataformas de alquiler vacacional.

Esta mesa ya se comprometió hace un año y medio a explorar todos los mecanismos para eliminar al cien por cien la oferta de pisos sin licencia.

La tolerancia cero con los pisos turísticos ilegales responde a la voluntad de proteger el descanso, la convivencia y el derecho a la vivienda del vecindario, así como a los operadores de alojamientos turísticos que sí que actúan dentro del marco legal.

Los incumplimientos principales de las plataformas de alquiler turístico son los siguientes:

- Falta de accesibilidad municipal a los datos.

-Falta de comprobación de los datos y la licencia de los pisos.

-Permisividad con los pisos que se anuncian con direcciones inexistentes.

-Retraso, incluso de meses, en la retirada de anuncios de pisos ilegales.

-Anuncios retirados que vuelven a publicarse.

Por otra parte, los datos del balance de la lucha contra los pisos turísticos ilegales durante los últimos cinco años son los siguientes:

-Más de 16.000 expedientes abiertos.

-Orden de cese a 6.300 pisos: el 50 % han detenido su actividad ilegal.

-Casi 400 alojamientos precintados.

-Un total de 8.000 expedientes sancionadores.

En este pulso que mantiene el Ayuntamiento de Barcelona con las plataformas de alquiler turístico, el pasado mes de noviembre la Comisión de Gobierno del Consistorio presidido por Ada Colau aprobaba la suspensión de comunicados de apertura y de ampliación de viviendas de uso turístico.

La medida se enmarcaba en los posibles efectos de la nueva regulación que prepara la Generalitat, que incluirá el alquiler de habitaciones como nuevo tipo de alojamiento turístico.